Written by : Senia Maymin y Margaret Greenberg

4 maneras de provocar y transmitir un estado de ánimo positivo

Pero como nuestras emociones producen efecto en nosotros y también en quienes nos rodean (amigos, compañeros de trabajo, familiares) es importante saber cómo hacer para sentirse mejor cuando uno siente desánimo. Cuando necesites un empuje emocional, prueba algunas de estas técnicas.

4WaysToSparkAPositiveMood.jpg

¡Activa tus emociones positivas para ti y quienes te rodean!

Nadie puede estar todo el tiempo de buen humor, pero como nuestras emociones producen efecto en nosotros y también en quienes nos rodean (amigos, compañeros de trabajo, familiares) es importante saber cómo hacer para sentirse mejor cuando uno siente desánimo. Cuando necesites un empuje emocional, prueba algunas de estas técnicas.

1. Clasifica tus emociones

Esto puede parecer contraproducente, pero solo nombrar tu emoción en voz alta puede comenzar a cambiarla. Cuando uno es auténtico las personas se dan cuenta. Las investigaciones revelan que con solo expresar “Siento ansiedad” o “Estoy preocupado” permite disipar mucho más rápidamente la emoción negativa. De modo que cuando sientas disgusto con tu pareja, amigo o colega, no dudes en decir, “Me disgusta que…”

2. Toma respiraciones profundas

Inténtalo ahora. Mientras lees esto. Toma un respiro. Y otro. ¿Cómo te sientes? ¿Sientes el pecho y los hombros un poco más relajados? Prueba esta técnica cuando tu pareja o tus hijos digan algo molesto. Hazte a un lado: mejor vete a la cocina, al baño o al parque y toma algunas respiraciones profundas. Nadie te extrañará y volverás totalmente renovada. ¡Esta es una de las cosas más simples que puedes hacer pero de las más difíciles de recordar!

3. Sale a dar un paseo

Es imposible resaltar cuántos estudios destacan los beneficios de estar al aire libre y los efectos que esto produce en el estado de ánimo y el nivel de estrés. Cuando sientas que tu estado de ánimo negativo esté por estallar, tómate unos minutos y sale a dar un paseo. Lo peor que puedes hacer es sentarte frente a tu escritorio y detenerte allí.

4. ¡Muévete!

Sorprendentemente, hacer ejercicios de estiramiento, pararse con buena postura y sonreír contribuyen al buen estado de ánimo. Realizar una actividad física, como cinco saltos de tijera o hacer el ridículo con algún otro movimiento físico, puede cambiar tu actitud. Recuerda que una de estas técnicas puede resultar mejor que otras para ti; experimenta y fíjate cuál y cuándo funciona mejor.


Margaret H. Greenberg y Senia Maymin son consultoras para organizaciones, coaches ejecutivas y autoras de Profit from the Positive: Proven Leadership Strategies to Boost Productivity and Transform Your Business. Para encontrar más información de Senia y Margaret, visita ProfitFromThePositive.com.

De la edición de agosto 2014 de la revista Live Happy.

Traducción al español: Pat Melgar
(Visited 4 times, 1 visits today)
Close