Written by : Lesley Porcelli

5 consejos prácticos para aumentar la dicha familiar

Te traemos cinco sugerencias para aprovechar esos momentos de armonía familiar cuando todo anda bien.

Family-Bliss-sized.jpg

Aprovecha al máximo el tiempo en familia.

Como padres conocemos la magia de ese momento transcendental cuando un hijo dice o hace algo muy conmovedor, o cuando el día en familia es tan ameno, que el corazón nos aumenta varias tallas. Pero seamos honestas: los padres también conocemos muy bien la penosa faena, o peor, el continuo estado de pequeñas molestias que acompañan el llevar y traer a los niños a sus actividades, disipar el zumbido constante de disputa con una hermana o negociar horarios y tareas domésticas.

Si muchas veces te encuentras deseando que todos se llevaran mejor o poder aprovechar de alguna manera esos momentos de armonía familiar, pero los vaivenes de la vida te llevan por otra pista antes de que puedas hacer algo, anímate: no necesitas esperar hasta las próximas vacaciones en familia para recuperar la magia. Intenta poner en práctica estas cinco ideas y aprovecha al máximo el tiempo con tu familia.

1. Desconéctate, desconéctate, desconéctate

Sí, todos sabemos que deberíamos controlar un poco menos nuestros teléfonos, aunque estudios recientes indican que la sola observación de la pantalla del teléfono celular (¡aunque esté apagado!) puede generar interacciones más superficiales entre las personas que están compartiendo un momento juntas. Deja tu teléfono fuera de tu vista y en silencio siempre que te encuentres en familia, a menos que estés esperando un mensaje urgente. Recomienda a tu pareja y/o a tus niños a hacer lo mismo.

2. Divide y reinarás

En el exitoso libro Siblings Without Rivalry (Hermanos sin rivalidad), Adele Faber y Elaine Mazlish desaconsejan caer en la trampa de la “uniformidad”, especialmente si los niños están en medio de un enfrentamiento. Si por ejemplo, el padre saca de paseo a uno de los niños mientras la madre se queda en casa con el otro o si durante una salida familiar cada uno de los padres lleva a un niño separado del otro y todos se vuelven a reunir a la hora de comer, en medio de una dinámica sin salida puede ser un respiro para todos. Del mismo modo, los padres deberían dar prioridad a sus citas habituales para mantenerse mutuamente al día.

3. Pero… conserva las rutinas familiares

Los rituales como las comidas especiales, las salidas al cine o los juegos nocturnos que comparten en familia los fines de semana, los cultos religiosos e incluso pequeñas cuestiones de la vida cotidiana, como una cena familiar habitual o la hora del cuento compartida entre hermanos antes de ir a dormir, proporcionan un marco predecible para estar juntos que reconforta a todos y los hace sentir felices de ser parte del mismo grupo.

4. No te dejes atrapar por las equivocaciones de los demás

“Nuestros hábitos forman nuestra percepción respecto de nuestra pareja (o de nuestros hijos), de manera que si comenzamos a pensar por ejemplo, que nuestro esposo es descuidado, siempre notaremos sus calcetines tirados en el piso, pero no advertiremos cuántas otras veces los calcetines no están allí,” afirma Marko Petkovic, autor de The 5 Little Love Rituals (Los cinco rituales de amor). Si te encuentras atrapada en un círculo de frustración por algo que alguien de tu familia está haciendo, detente y recuerda el momento reciente en que esa persona hizo algo bueno.

5. Saluda con un abrazo y despídete con un beso

Dar un abrazo produce neuroquímicos de alegría, como endorfinas, oxitocina y serotonina. Además, siempre es una gran idea comenzar y terminar el día con amor. Dedica el tiempo necesario para recibir y despedir a tu familia cariñosamente aún cuando estés apurada o no sientas ganas en ese momento. Fortalecerá tu bienestar y despertará buenos sentimientos a tu alrededor.


Lesley Porcelli es escritora independiente y vive en Nueva York.

(Visited 5 times, 1 visits today)
Close