Written by : Sandra Bienkowski

8 sorprendentes beneficios del ejercicio físico para tu felicidad

Más allá de la dopamina, “la euforia” del corredor y que los jeans te queden como un guante, te presentamos otras ocho maneras en las que el ejercicio físico te hace sentir feliz.

Yoga-Lady-SIZED.jpg

Todos sabemos que te hace bien, pero aquí te presentamos ocho razones más convincentes para mover tu cuerpo.

Aún cuando nunca hayas experimentado la elusiva euforia del corredor, probablemente sepas que el ejercicio físico puede hacerte más feliz. La investigación científica ha demostrado que entre la mente y el cuerpo existen incontables conexiones; para simplificar un proceso complicado: el ejercicio físico aumenta el nivel de dopamina y otras sustancias químicas en el cerebro que nos hacen sentir más felices. Y no sólo eso, de acuerdo con la psicología positiva algunos ejercicios nos pueden poner en un maravilloso estado dinámico, que es una de las características del bienestar.

Sin embargo, más allá de las sustancias químicas de la felicidad, aquí presentamos ocho maneras más sorprendentes en las que el ejercicio nos hace sentir más felices.

1. Muestra resultados

Cuando tenemos una meta, nos sentimos más comprometidos con la vida y entusiasmados por el futuro. Ya sea que trotes tu primera milla sin detenerte o que ejercites tres veces por semana, en principio, tener una meta genera entusiasmo y al ir progresando realmente se aviva nuestro compromiso y nos hace sentir bien. ¡Puede incluso motivarnos a planificar y lograr otras metas!

2. Crea “tiempo para ti”

Imagina tu momento de actividad física como un breve retiro para dedicarte un saludable momento para ti. Muchas veces pensamos que ese momento “para mí” significa sentarse frente a la chimenea con una taza de té o un libro para leer, pero una buena sesión para transpirar puede ayudarte a liberar el estrés, aumentar tu energía y pensar con claridad. Incluso en esos días que no tienes ganas de moverte, siempre te sentirás mejor después de hacer tus ejercicios porque cuando tienes las baterías totalmente cargadas es mucho más fácil ser feliz.

3. Retiene tu calidad de vida mientras envejeces

Mantener una buena salud cardiovascular y usar los músculos puede ayudar a prevenir lesiones y enfermedades mientras envejeces. También puede ayudarte con los movimientos cotidianos (aptitud funcional) cuando el cuerpo levanta y lleva cosas, se flexiona y se estira a medida que envejece. Retener tu calidad de vida es un ingrediente esencial para tu futura felicidad.

4. Te empuja más allá de tus límites

Sea que vayas a tu clase de spinning, te registres para correr tu primera maratón o practiques yoga por primera vez, el ejercicio es una oportunidad para proponerte un reto: hacer algo que te asusta no más por la sensación de euforia que te hará sentir. Cuando haces algo que sale de tu zona de confort, te verás sorprendida por tus habilidades y sentirás una increíble sensación de orgullo y satisfacción.

5. Conduce a nuevos lazos sociales

Ir a un gimnasio, tomar clases de fitness grupal, participar en eventos de caridad como caminatas y carreras son todas oportunidades para hacer nuevos contactos, que es tan importante cuando de felicidad se trata. Sé parte de un sano grupo de amigos y fíjate cómo mejora tu estado de ánimo.

6. Inspira a quienes te rodean

Deja que tus acciones hablen por ti. Amarra tus tenis, trota hasta el gimnasio o anda en bicicleta. Tus hijos lo notarán. Muéstrales que la actividad física es algo que valoras y ellos también le darán valor. Además, nunca sabes a quién más podrías inspirar, sean tus padres o compañeros de trabajo.

7. Fortalece tu autoestima

Hacer lo que te propongas y continuar haciéndolo es la manera más rápida de invertir en tu autoestima. Disfruta la sorprendente sensación de hacer del ejercicio un hábito, sentirte más fuerte o amar tu ropa de nuevo. A medida que tus músculos se fortalecen, tu autoestima también.

8. Descubre el niño que todos llevamos dentro

¿Recuerdas cuando corrías durante horas y regresabas a casa impregnada de aire fresco? Conéctate con esa libertad de la niñez encontrando algún ejercicio físico que sientas más como un juego, ya sea de basquetbol o una divertida clase de zumba. ¿Otra ventaja? Dormirás como un bebé.


Sandra Bienkowski es colaboradora habitual de Live Happy y fundadora y directora ejecutiva de TheMediaConcierge.net.

(Visited 8 times, 1 visits today)
Close