Written by : By LiveHappy

Savoring: el disfrute del presente

Todos estos ejemplos son distintas maneras de disfrutar el momento.

Savoring: el disfrute del presente

Darte tiempo para disfrutar lo que más te gusta puede enriquecer enormemente tu bienestar.

¿Has contemplado últimamente una impresionante puesta de sol, te has dejado consentir en la tranquilidad de un masaje, has disfrutado una hazaña personal o has dado gracias por lo que tienes? Todos estos ejemplos son distintas maneras de disfrutar el momento. Saborear un momento es disfrutar algo plenamente, apreciarlo o encontrar placer en ello. Como ávida amante del chocolate por ejemplo, me encanta saborear la textura suave y cremosa del cacao mientras se funde lentamente sobre mi lengua.

Detente y disfruta

El disfrutar o ‘saborear’ el momento actual (savoring) requiere de la consciencia plena y deliberada del presente, según el psicólogo social Fred Bryant de la Universidad Loyola de Chicago y destacado experto en el tema.

El conjunto de trabajos de Fred, plasmados en su libro Savoring: A New Model of Positive Experience (El disfrute del presente: un nuevo modelo de experiencia positiva), muestran que al desacelerar el ritmo de nuestros pensamientos para saborear los momentos positivos, sentimos mayor bienestar. De hecho cuando verdaderamente nos concentramos en “estar” y conectarnos con esos momentos especiales, en lugar de dejarlos pasar (lee: Find the Sacred in Everyday Life – Encuentra lo sagrado en la vida cotidiana), estamos en condiciones de potenciar el efecto que estos eventos positivos generan en nuestras emociones.  

Usa tus sentidos

Hay varias formas de disfrutar el presente. Las investigaciones de Fred indican que disfrutamos o ‘saboreamos’ en cuatro dimensiones:

  • Maravillarnos (perdernos en el asombro y la admiración)
  • Deleitarnos (complacer nuestros sentidos, como cuando mordemos un rico y delicioso chocolate)
  • Gozar (centrarnos en recibir elogios)
  • Agradecer (expresar gratitud)

El disfrute del presente se puede enseñar

Mientras que algunos de nosotros aparentemente disfrutamos de forma natural los momentos positivos de la vida, para quienes no es el caso afortunadamente es un hábito que se puede enseñar. “Al igual que en cualquier habilidad cognitiva-conductual, con la práctica somos cada vez mejores,” dice Fred.

Si esperamos que el ‘disfrute del momento’ suceda por sí mismo, es muy probable que en nuestras frenéticas y superprogramadas vidas eso no ocurra. Al igual que otras prioridades, como la familia, los amigos y la actividad física de rutina, para disfrutar el momento es necesario dedicarle tiempo. Fred sugiere que tengamos por norma ‘saborear’ o disfrutar al menos algo positivo todos los días. “No esperes simplemente que el disfrute del momento presente suceda por sí mismo: por el contrario, adopta una actitud proactiva y aparta tiempo para buscar la felicidad.”

Conviértelo en rutina

Una forma particular en la que mi familia disfruta del presente es en nuestra rutina diaria a la hora de acostarnos. Todas las noches tenemos por costumbre contarnos algo bueno que nos haya sucedido durante el día. Mi esposo James, nuestro hijo Liam de casi 5 años y yo nos turnamos para hablar. Nos ayuda realmente como familia, y como individuos, recordar y valorar lo positivo al reconocer nuestras bendiciones o dar gracias por lo que nos pasa. Y este ejercicio le enseña a nuestro pequeño hijo la importancia de buscar el bien en la vida más que quedarse en lo malo.

Disfrutar el lado esperanzador

Disfrutar el momento presente es un hábito saludable que hay que cultivar y practicar, especialmente en tiempos difíciles. Por ejemplo, hace dos días mi esposo se accidentó con su bicicleta. Se fracturó la muñeca izquierda, se lastimó el brazo derecho y sufrió muchos golpes. Cuando llegó mi turno de agradecer a Dios, comenté que “El accidente en bicicleta de papá podría haber sido mucho peor” y que “estaba agradecida porque sus heridas sanarían pronto.” Liam se mostró convencido de que además de lo malo, la vida siempre nos da la oportunidad de buscar el lado bueno de las cosas.

Sin duda, toda una lección positiva para aprender a cualquier edad.


Suzann Pileggi Pawelski es periodista independiente y colaboradora de edición para Live Happy.

(Visited 3 times, 1 visits today)
Close