Utiliza palabras positivas para mejorar la comunicación en el trabajo

Mujer sonriente con sus colegas de trabajo.

Uber Images/Shutterstock.com

En reuniones y mensajes de correo electrónico, concéntrate en lo favorable para fortalecer las relaciones laborales.

En un momento de frustración, antes de enviar un mensaje electrónico de trabajo recuerda siempre que los intercambios positivos son menos dramáticos y perdurables que los negativos. Sencillamente porque los momentos difíciles pesan más que los buenos momentos. Cuando te encuentres en una conversación cara a cara con un colega o en un debate de grupo, recuerda que: cuando menos el 80 por ciento de tus conversaciones tendrían que centrarse en aquello que marcha bien.

Por ejemplo, los lugares de trabajo muchas veces mantienen este aspecto conservador. Al realizar evaluaciones de desempeño, los jefes normalmente invierten el 80 por ciento de su tiempo en vulnerabilidades, carencias y “aspectos a mejorar.” Y dedican apenas el 20 por ciento de su tiempo a las cualidades y aspectos positivos. Es necesario que cambien. Cada vez que entables debates en equipo o en grupo, dedica la mayor parte de tu tiempo a destacar aquello que esté marchando bien y usa el tiempo restante para abordar las carencias.

Utiliza palabras positivas como cohesión

La mayoría de las palabras que utilizas tienen una carga positiva o negativa. Afortunadamente, existe lo que los investigadores denominan “prejuicios positivos de la expresión humana.” En los estudios de gran escala sobre este tema que abarcan muchos países, casi cuatro de cada cinco palabras usadas al escribir resultaron positivas.

El lenguaje positivo, oral o escrito, es lo que permite mantener la cohesión en las relaciones. La mayoría de las conversaciones, cartas y correos electrónicos son abrumadoramente positivas. Es necesario que así sean para que el fuerte sesgo de las palabras negativas no las contrarreste. Las palabras con carga negativa pesan casi cuatro veces más que las palabras positivas.

Si le dejas una nota a alguien con un comentario negativo, necesitarás hacer aproximadamente otros cuatro comentarios positivos más para volver a llevar a esa persona a una situación neutra. Si mantienes una discusión en Internet con un colega, cada oración que el receptor perciba de manera negativa aumentará la diferencia.

Cuando necesitas cuestionar a alguien, hablar de temas difíciles o comunicar malas noticias, simplemente asegúrate de mencionar también algunas cosas positivas. Busca equilibrar la conversación en general con más palabras positivas que negativas. E intenta cerrar con acciones específicas y optimistas. Ayuda a que la otra persona entienda las consecuencias positivas de los cambios que propones. Si bombardeas a tu destinatario con observaciones negativas, lo más probable es que se cierre y ya no te escuche.

Cada vez que te comuniques con alguien, no pierdas de vista la importancia de utilizar palabras positivas  para mantener la cohesión. Puede parecer irrelevante en el momento pero los mensajes que se transmiten de manera sutil quedan grabados en la mente de una persona. Si tus amigos saben que tan solo un mensaje o llamado telefónico de tu parte les levantará un poco el ánimo, eso también ayudará a fortalecer el vínculo entre ustedes.

Adaptado de Are You Fully Charged? por Tom Rath para Live Happy.


TOM RATH es investigador, cineasta y autor de seis de los libros más vendidos a nivel internacional, entre ellos StrengthsFinder 2.0, Eat Move Sleep y Are You Fully Charged? Entre sus trabajos más recientes se encuentra el documental titulado Fully Charged, un largometraje en el que intervienen varios de los sociólogos más renombrados del mundo.

Traducción: Pat Melgar

¿Quieres más de Live Happy?
Recibe directamente en tu bandeja de entrada noticias, sugerencias y cosas que te harán sonreír.