Desarrolla tus fortalezas personales en 4 pasos

Mujer sosteniendo una cámara.

eldar nurkovic/Shutterstock.com

Utiliza tus mejores destrezas para disfrutar mayor compromiso y satisfacción en el trabajo.

¿Tienes la oportunidad de hacer cada día lo que mejor haces en el trabajo? Si esto es algo que está muy lejos de la realidad, no eres la única persona a la que le pasa. Si bien la mayoría de nosotros podemos tener momentos en los que nos sentimos comprometidos, motivados y felices con nuestros trabajos, la realidad es que el 70 por ciento de los empleados de todo el mundo dicen que la mayoría de los días no sienten compromiso con sus trabajos.

Pero seguramente esa es la realidad del trabajo, ¿verdad?

Un creciente cúmulo de investigaciones realizadas en los últimos años revela que cuando tenemos oportunidad de poner en práctica nuestras fortalezas —todas esas cosas que nos gusta hacer y que hacemos muy bien— aunque solo sea durante una parte del día, es probable que nos sintamos más confiados, más motivados y hasta seis veces más comprometidos. Y lo bueno es que, no solo nos sentiremos más felices sino que esa sensación de bienestar también tiene un efecto multiplicador. Esto significa que también es más probable que tus compañeros de trabajo y clientes se sientan más felices.

El resultado es beneficioso para todos. Entonces, ¿por qué es tan difícil?

Por desgracia, venimos naturalmente dotados de una tendencia a la negatividad: todo lo malo que nos rodea pesa mucho más que lo positivo. Es por eso que Ryan Niemiec, uno de los principales investigadores del VIA Institute y docente en materia de fortalezas de carácter, sugiere buscar nuevas maneras de desarrollar nuestras fortalezas en el trabajo.

Estas son algunas de las sugerencias de Ryan:

1. Completa la Encuesta gratuita sobre fortalezas del carácter de VIA

En solo diez minutos podrás identificar las fortalezas de tu carácter. Si reflexionas sobre los momentos en los que has sentido más compromiso y motivación podrás ver fácilmente cómo estas fortalezas aparecen en tu trabajo.

2. Adapta tus fortalezas a tu trabajo

Sin importar cuál sea tu trabajo, siempre podrás encontrar maneras de aplicar tus mejores cualidades a una actividad, conversación o rutina para mejorar tu compromiso. Enumera las cinco cosas que haces en tu trabajo con más frecuencia (por ejemplo, archivar documentos, dirigir reuniones de equipo o enviar mensajes de correo electrónico a los clientes). A continuación, escribe una manera en la que puedes usar tus cinco fortalezas principales según VIA para cada una de las cinco tareas del trabajo. Por ejemplo, una podría ser usar tu creatividad para concluir cada reunión de equipo con una cotización nueva.

3. Resta una de tus fortalezas exclusivas

Dar por sentado el impacto que tus fortalezas ejercen en tu actividad puede ser fácil. Sin embargo, ¿qué pasaría si no podrías usarlas? En primer lugar, considera de qué manera te han servido hasta ahora en tu vida tus cinco fortalezas principales, según VIA: podría ser forjando relaciones, logrando muchas cosas o sintiendo felicidad y satisfacción. Ahora imagina que no se te permite utilizar esa fortaleza durante el próximo mes. Por ejemplo, si eliges la curiosidad como fortaleza, no podrás hacer preguntas, intentar nuevas experiencias, probar nuevos alimentos ni buscar en Internet. Piensa cómo sería eso y cómo te sentirías.

4. Crea un hábito de desarrollo de fortalezas

La investigación muestra que una de las maneras más efectivas de implementar un cambio es creando un simple hábito cotidiano de desarrollo de fortalezas y ponerlo en práctica de manera constante. Solo tienes que seleccionar la fortaleza en la que deseas enfocarte y aprovechar el ciclo neuronal de tu cerebro creando una señal que desencadene el hábito, una rutina para aplicar tu fortaleza durante unos diez minutos o más, y luego asegurarte de recibir tu propia recompensa de inmediato por el esfuerzo realizado para que tu cerebro aprenda a adorar esa rutina. Por ejemplo: “Cuando llego al trabajo, dedico diez minutos a desarrollar mi fortaleza de la curiosidad leyendo algo nuevo y mi recompensa será tomar mi deliciosa taza matutina de café.”


Michelle McQuaid es una reconocida autora, instructora y asesora, con una maestría en psicología positiva aplicada por la Universidad de Pensilvania. Ha escrito numerosas obras sobre el bienestar en el lugar de trabajo.

Traducción: Pat Melgar

¿Quieres más de Live Happy?
Recibe directamente en tu bandeja de entrada noticias, sugerencias y cosas que te harán sonreír.