Conoce tu ritmo

¿Eres maratonista o velocista en el trabajo?

Shutterstock.com

¿Eres maratonista o velocista en el trabajo?

¿Qué hace que la gente sea feliz en el trabajo? Muchas cosas: tener un compañero al final del pasillo, un buen jefe, tareas significativas, insumos de oficina elegantes.

También nos afecta si nos sentimos en armonía con la velocidad y el ritmo de nuestro trabajo. En general, la gente se divide en dos grandes grupos cuando se trata de prosperar en el trabajo. A estas dos categorías yo las denomino “maratonistas” y “velocistas.”

Trabajador lento y constante

A los maratonistas les gusta trabajar de manera constante y lenta durante más tiempo y les disgusta trabajar con una fecha límite. Conozco bien esta categoría porque yo misma me considero maratonista. Los maratonistas sentimos que trabajar en proyectos a un ritmo constante enciende nuestra creatividad y mantiene nuestra productividad elevada. Nos frustramos y nos sentimos inquietos si no tenemos tiempo suficiente.

Descubre las 8 maneras de ser más feliz en el trabajo.

Un torrente de energía

En cambio los velocistas prefieren trabajar como en ráfagas de esfuerzo intenso y esperan deliberadamente la presión de un plazo de entrega para agudizar el pensamiento. Aman la ola de adrenalina. Un velocista me dijo una vez, “Jamás preparo una charla antes de que la gente no se encuentre en sus asientos y yo esté en camino al podio. Eso enloquece a mi equipo y es entonces cuando encuentro mis ideas.”

No hay una sola forma correcta: cada una funciona bien para uno u otro tipo de persona. Depende de qué sea lo mejor para ti. Sin embargo cuando los maratonistas y los velocistas deben trabajar juntos aparecen los problemas. Los maratonistas se vuelven locos con la reticencia de los velocistas por comenzar a trabajar en un proyecto. Los velocistas a su vez se sienten molestos cuando los maratonistas siempre quieren resolver las tareas antes de que termine el día.

Lee más sobre la nueva ciencia del bienestar en el lugar de trabajo.

Los que habitualmente dejan todo para después: esa es otra historia

Cuando entendemos que las personas tienen distintos estilos de trabajo, podemos ser más pacientes con cada una de ellas. Sin embargo, es importante recordar que un velocista es distinto a quien habitualmente deja todo para después. Es cierto, quienes se toman mucho tiempo para hacer las cosas se parecen a los velocistas: ambos terminan a toda prisa en el último minuto. Pero en realidad, son completamente distintos.

Las personas que dejan todo para después desearían poder forzarse a comenzar antes. Y a diferencia de los velocistas, con frecuencia se atormentan por el trabajo que aún no comenzaron a hacer. Antes de empezar, no comienzan a trabajar pero tampoco se divierten. Tanto a los velocistas como a los maratonistas les gusta su estilo de trabajo, a diferencia de quienes dejan todo para después. Son más felices cuando cambian sus hábitos para poder trabajar de manera más constante.

Aprende a aumentar tu productividad “engañándote” para ponerte en marcha.

Encuentra el ritmo que a ti te sirva

Todos somos más felices en el trabajo (más productivos y más creativos) cuando nos sentimos cómodos con el entorno y a nuestro ritmo. En ciertas situaciones, puede resultar sorprendentemente difícil acertar aquello que está bien o mal. Entonces si te encuentras en conflicto con otras personas por cuándo o cómo terminar una determinada tarea, o si te sientes incómoda con el ritmo de trabajo, ten en cuenta la diferenciación entre maratonistas y velocistas. En el estilo de trabajo, esa diferencia podría ser la clave del conflicto.

¿Cuál es tu ritmo de trabajo? Cuéntanos en la sección Comentarios, a continuación.


Gretchen Rubin es autora de los grandes éxitos de ventas The Happiness Project, Happier at Home y Better than Before. En la actualidad es considerada una de las escritoras más influyentes en materia de felicidad y sus charlas y conferencias tienen gran demanda. Puedes leer más acerca de las aventuras de Gretchen en GretchenRubin.com.

Traducción: Pat Melgar

¿Quieres más de Live Happy?
Recibe directamente en tu bandeja de entrada noticias, sugerencias y cosas que te harán sonreír.