5 recomendaciones simples para aliviar el estrés de las fiestas de fin de año

Gente envolviendo regalos navideños

NITO/Shutterstock.com

En el trabajo o en casa, únete al espíritu festivo sin enloquecer.

Mi correo electrónico produce un sonido metálico cada vez que me envía una notificación. Abro el mensaje y un duende colorido me invita con una serenata a una fiesta de trabajo. Se trata de mi propio rostro, recortado y pegado sobre una cómica cabeza de gran tamaño. “Me estoy dando mi propia serenata,” murmuro en voz baja... Es la invitación al tradicional brindis de fin de año de Plasticity Labs, uno de mis eventos favoritos. Para muchos las fiestas se acercan colmadas de encuentros con compañeros de trabajo, actividades organizadas con la familia y todas las celebraciones habituales de fin de año.

Las fiestas pueden ser tan estresantes como alegres, agrupadas a la fuerza en una época cargada de emociones.

Rodrigo Araujo, principal científico de datos de Plasticity Labs, realizó un análisis sobre el estrés y la estacionalidad laboral. Identificó que la estación de otoño (de octubre a diciembre, incluidas las festividades de invierno) es la época más infeliz del año para la gente que trabaja. Al principio, nos sorprendió. Pensábamos que el final del invierno (de enero a marzo) era la época más deprimente y pesimista. Era evidente que nuestro prejuicio, como grandes padecedoras de los agobiantes inviernos canadienses, influía bastante en aquella hipótesis. Sin embargo, al revisar nuestra investigación anterior, confirmamos la razón por la que esta época del año provoca estrés. La volatilidad emocional se acrecienta durante el otoño por incontables motivos, pero uno de los impactos más importantes en el estrés es tener una agenda cada vez más ocupada e imprevisible. Eso es algo que produce una sensación descontrolada y que puede incomodarnos mucho.

Pero existe una manera de evitar ese estrés estacional, aún cuando las presiones sociales amenacen con frustrar nuestras mejores intenciones. Lo que necesitamos recordar es que en esta época del año todos tenemos mucho amor por dar. Para no perder el rumbo, aquí les compartimos algunas de las mejores prácticas para replantear la actitud (…y la felicidad) durante las fiestas.

1. Haz que el esfuerzo sea compartido.

¿Te estás preocupando desde ahora por tener todo preparado para las fiestas de fin de año? Revisa y tacha de tu lista de pendientes durante los días hábiles con amigas. Inicien los “miércoles de envoltorios” durante el mes de diciembre. Pidan comida a domicilio para almorzar, lleven papeles de regalo, herramientas y cinta adhesiva y diviértanse envolviendo regalos juntas. Los empleados también pueden hacer envolver sus regalos por un pequeño costo y donar las ganancias a una entidad benéfica local. Eso te permitirá ahorrar tiempo, evitar un trabajo repetitivo y retribuir algo a la comunidad.

2. Regala experiencias, no cosas.

Si tu lugar de trabajo participa en intercambios de regalos, recuerda que algo cuidadoso y bien pensado es siempre la opción más valiosa. En las fechas de cumpleaños y fiestas especiales, en nuestra empresa bombardeamos a nuestros compañeros con sonrisas. Los escritorios se cubren de notas autoadheribles con descripciones sobre lo que los hace seres tan especiales. Es la clase de regalo que sigue dando; me encanta volver a leer mis notas cada vez que tengo un día complicado.

3. Sé auténtico(a).

Organiza eventos para las fiestas que persistan en la memoria. La mayoría de las empresas organiza una fiesta formal navideña o de fin de año. Podría ser exactamente lo que tus empleados desean pero… ¿lo sabes a ciencia cierta? Si eres quien toma las decisiones o eres una persona influyente, propone algunas ideas, consulta al grupo y actúa según los resultados. Para nuestra fecha navideña, compartimos el almuerzo y nos tomamos la tarde libre para mirar una película (Star Wars… tres años seguidos). El día es simple, íntimo y auténticamente vinculado a nuestra increíble cultura tecnófila.

4. Está bien decir que no.

Muchas veces nos sentimos obligados a decir que sí a todas las invitaciones que recibimos para las fiestas de fin de año. Y resulta difícil rechazar a un compañero de trabajo pero más difícil aún es decirle no al jefe. Sin embargo, cuando nos extralimitamos aparece el estrés. Comienza por preguntar a tus colegas a qué eventos no deberías dejar de asistir. Así evitarás sentirte agotada al intentar estar en todas partes para cumplir con todos.

5. Conserva un día de vacaciones.

¿Sabías que el empleado medio recibe dos semanas de vacaciones y deja cinco jornadas sin usar por año? Según el Proyecto: Time Off [días de descanso], una iniciativa de la Asociación de Viajes de los Estados Unidos, en 2016 los estadounidenses perdieron 206 millones de días de vacaciones. Tendemos a mantener nuestros días de vacaciones sin usar para el caso de alguna eventualidad y sin embargo, esa eventualidad jamás llega. Podría parecer contradictorio ausentarse del trabajo justo antes de las vacaciones, pero tomarse todo un día libre (para hacer absolutamente nada) es la mejor manera de mantener la vitalidad, la motivación y el compromiso por el trabajo.

Te dejaré con esta recomendación extra para que te asegures terminar el 2017 con actitud positiva. La próxima vez que recibas una notificación con confirmación de asistencia de un duende bailarín, recuerda: podría ser peor. En lugar de quejarte, expresa agradecimiento. Esta es la época del año para estar plenamente agradecidos y llenos de gracia, el momento para reflexionar sobre el pasado y encarar con optimismo lo que nos deparará el nuevo año. Practica la gratitud para reconfigurar una época que de lo contrario sería muy estresante y cierra el 2017 con experiencias positivas y recuerdos gratos.

El 2018 te lo agradecerá.


JENNIFER MOSS es cofundadora de Plasticity Labs y autora del exitoso libro Unlocking Happiness at Work [Cómo liberar la felicidad en el trabajo]. Es investigadora de la felicidad y reconocida especialista en materia de inteligencia emocional y desempeño de la organización; colabora en publicaciones especializadas como Harvard Business Review, Forbes, BBC, National Post y Huffington Post. Jennifer fue reconocida con el premio internacional Stevie Award en la categoría Empresaria del Año y junto a sus dos cofundadoras han sido nombradas Innovadoras Canadienses del Año.

Traducción: Pat Melgar

¿Quieres más de Live Happy?
Recibe directamente en tu bandeja de entrada noticias, sugerencias y cosas que te harán sonreír.