5 consejos prácticos para hacer de tu trabajo un ambiente feliz

5 consejos prácticos para hacer de tu trabajo un ambiente feliz
Monkey Business Images/Shutterstock.com

Dale vida a tu semana de trabajo con estas cinco prácticas simples.

Cuando piensas en “lugar feliz” probablemente recuerdes una playa de arena tibia o la apacible cima de una montaña, una elegante cafetería al aire libre o tan solo tu acogedora cama en una fría mañana de invierno… cualquier lugar menos tu trabajo. Un lugar feliz es donde te sientes más calmada, cómoda y a gusto. Aún cuando ames lo que haces, los plazos de entrega, las obligaciones y las largas jornadas en la oficina (o donde trabajes) provocan estrés, que a su vez, causa estragos en tu cuerpo y mente. No se puede convertir el trabajo en juego pero sí podemos encontrar pequeños cambios y simples prácticas que harán tu semana de trabajo mucho mejor.

1. Busca hacer amigos: el esfuerzo vale la pena

Sin importar qué tanto ames tu trabajo, la rutina diaria puede aburrir. Nuestra mente necesita experiencias nuevas y cuando en el trabajo hacemos todos los días lo mismo estamos destinados a sentir cierta infelicidad. Sacude tu vida laboral y aumenta tu bienestar cultivando nuevas relaciones en el trabajo, sea con alguien recién llegado a la oficina o alguien a quien aún no hayas tenido oportunidad de conocer. Invita a un compañero(a) de trabajo a comer o acuerden un día para compartir un café.

2. Cuida de los buenos momentos

A veces es más fácil concentrarse en las cosas que andan mal en lugar de ver todo aquello que marcha bien en el trabajo, generando un ciclo y una cultura de la queja. Para tener presente las cosas buenas, coloca un frasco sobre tu escritorio (o una taza de café) y cada vez que ocurra algo bueno, cuando tu jefe te diga “¡Buen trabajo!,” cuando consigas un cliente nuevo o completes algo anotado en tu lista de cosas por hacer, escríbelo en un trozo de papel, dóblalo y guárdalo en el frasco. Al final de cada mes, lee los “buenos momentos” para disfrutar de un impulso adicional de felicidad. Luego, vacía el frasco y vuelve a empezar.

3. Crea una cadena de bondad

Los actos de bondad pueden inspirar más bondad. Los estudios indican que quienes hayan vivido esta clase de actos muy probablemente hagan algo amable para los demás. ¡Crear una cadena de bondad en tu lugar de trabajo puede comenzar contigo! Realiza un pequeño acto de bondad: envía un mensaje de correo electrónico a tu jefe(a) indicando el gran trabajo de tu colega, ofrece tu ayuda para un proyecto de otro sector, llévale a tu compañera su taza de café favorito… todos los días durante una semana. ¡Te sorprenderás por toda la felicidad que sentirás!

4. Vuelve a pensar tu rutina de trabajo

A veces caemos en una rutina de trabajo poco conveniente. Evalúa tu jornada, desde el momento en que suena la alarma del despertador hasta que regresas a casa por las tardes: ¿Qué podrías cambiar que podría significar un gran impacto en la felicidad de tu jornada laboral? ¿Puedes pedir que cambien tu escritorio de lugar para aprovechar mejor la luz del sol? ¿Acomodar tu oficina todos los días antes de irte a casa? ¿Puedes mantener una buena cantidad de té verde en el refrigerador en lugar de conservar Coca-Cola Light para disfrutar momentos más saludables cuando te recogen por las tardes? Define una meta para hacer los cambios necesarios y verás mejoras inmensas de tu semana en general.

5. Dale más vida a tu espacio de trabajo

Muchos lugares están diseñados para la utilidad, no por la belleza. Para que tu oficina o tu cubículo sea un lugar más feliz, dale vida y conviértelo en un espacio único. Las fotos familiares son un punto de partida. Si tienes un color favorito, una flor o un tema que amas, diseña con habilidad y ponte a trabajar. ¿Adoras los búhos, los perros de nariz chata o al Capitán América? Cuelga ilustraciones o imágenes que reflejen tu gusto. De ser posible, coloca una pequeña planta o algo que te recuerde que fuera de tu oficina existe el mundo natural; el paso siguiente es usar un hermoso fondo de escritorio.

Feliz trabajo.


Dani DiPirro es autora, bloguera y diseñadora que vive en las afueras de Washington, D.C. En 2009, lanzó el sitio web PositivelyPresent.com con la intención de compartir sus percepciones de vivir una vida positiva y actual. Dani es autora de Stay PositiveThe Positively Present Guide to Life y de una variedad de libros electrónicos. También es fundadora de Twenty3, un estudio de diseño destinado a promover los aspectos positivos y modernos del diseño gráfico y la ilustración.

¿Quieres más de Live Happy?
Recibe directamente en tu bandeja de entrada noticias, sugerencias y cosas que te harán sonreír.