¿Puede el fracaso llevarnos al éxito?

Cómo convertir los contratiempos en oportunidades para aprender y progresar.

El fundador de Amazon.com, Jeff Bezos, asegura que el deseo de inventar y explorar—lo que nosotras llamamos mentalidad de aprendizaje—es clave en una empresa orientada al éxito centrado en el cliente. “Tienes que tener la voluntad de fallar, de ser malinterpretado por mucho tiempo,” afirma.

Y tiene razón. Cuando dejamos de intentar ser perfeccionistas (o expertos) y en cambio, adoptamos una mentalidad de aprendizaje, crecemos, estamos mejor preparados para enfrentar situaciones difíciles, para ver el mundo a través de un prisma de mejora constante—y pensamos de forma más creativa.

¿Pero cómo podemos abandonar nuestras formas perfeccionistas para asumir una actitud de aprendizaje? Aquí te contamos cómo:

Resuelve problemas nuevos

Haz de cuenta que tu cerebro es como un músculo: cuanto más lo esfuerzas, más se desarrolla y aprende a hacer cosas nuevas. Resuelve crucigramas (sin mirar las respuestas).

Disfruta en familia algún juego de mesa de estrategia, como “Scrabble,” “Monopoly” o “Balderdash.” Prepara un soufflé. La idea es hacer cosas que para ti estén fuera de lo habitual, para comenzar a pensar de manera diferente.

Date permiso para fallar

La leyenda de la NBA, Michael Jordan, admitió, “Perdí más de 9,000 tiros en toda mi carrera. Perdí casi 300 partidos. Veintiséis veces me confiaron el lanzamiento decisivo para ganar el partido y perdí. En mi vida fallé una y otra vez. Por eso triunfo.”

El fracaso no te define como persona—te brinda una oportunidad para aprender de tus errores, crecer y avanzar.

Date permiso para cometer errores, y tomarás la vida con más entusiasmo y resiliencia.

Deja de postergar tus cosas

El perfeccionismo es el enemigo del aprendizaje (y de la creatividad) y si tienes la costumbre de postergar las actividades hasta el último momento, probablemente sea porque esperas obtener resultados perfectos de ti, esperas obtener resultados perfectos de los demás, o bien crees que los demás esperan obtener resultados perfectos de ti. Pero en realidad, cuando trabajas antes de la fecha de entrega, te tomas tu tiempo para experimentar con ideas y conceptos nuevos.

Cuando eres perfeccionista, tu mundo sólo se basa en cuánto puedes hacer y qué tan bien puedes hacerlo. Sin embargo, con actitud de aprendizaje tienes posibilidades y cada paso en falso se convierte en un paso hacia el éxito.

Date permiso para aprender

El fracaso se convierte en entendimiento profundo cuando en lugar del perfeccionismo adoptas una actitud de aprendizaje. Para permitirte aprender, la próxima vez que afrontes un nuevo proyecto, responde estas tres preguntas :

1. ¿Cómo puedo aprovechar mi experiencia para este proyecto?

2. ¿Qué puedo aprender de él?

3. ¿Cuáles son los errores que podría cometer? (¿Y qué me puedo decir para asegurarme de que es válido cometer esos errores de vez en cuando?)


MARGARET H. GREENBERG y SENIA MAYMIN son consultoras de organizaciones y coaches ejecutivas. Como coautoras, su libro Profit from the Positive [Beneficiarse de lo positivo] ha ocupado el primer lugar de ventas en temas de Liderazgo y Autoayuda en Amazon.com, y ofrece al lector más de 30 herramientas positivas que pueden aplicarse en el ámbito empresarial así como en situaciones de la vida cotidiana. Sigue a Margaret y Senia en Facebook.com/ProfitFromThePositive.

Traducción: Pat Melgar

¿Quieres más de Live Happy?
Recibe directamente en tu bandeja de entrada noticias, sugerencias y cosas que te harán sonreír.