Las enseñanzas de mi padre

Padre e hijo caminando por la playa.

Spotmatik Ltd/Shutterstock.com

Pensamientos sobre una relación importante en nuestras vidas.

El Día del Padre es una fecha especialmente significativa para mí por varios motivos. Cuando era niño, recuerdo que en el mes de junio mi madre siempre me llevaba a comprar regalos para mi padre. Mis padres se divorciaron cuando yo tenía 5 años y a medida que fui creciendo, sentí mucho la ausencia de mi padre. Así que los momentos que compartíamos eran muy importantes para mí. Aunque mis padres estaban divorciados y volvieron a casarse con sus respectivas parejas, los dos me enseñaron a ser respetuoso de mi otro progenitor.

Significado

Ver a mi madre hacer todo lo posible por ayudarme a hacer que ese Día fuera muy importante para mi papá me enseñó que, a pesar del pasado que habían vivido, ella quería que yo lo apreciara. Esta enseñanza me sirvió de mucho y ha arraigado profundamente en mí la necesidad de honrar siempre a mis padres. Ser padre me ha llevado a vivir algunos de los momentos que más me enorgullecen en la vida. Nunca deja de sorprenderme el ver que mis hijos siguen mi ejemplo y miran con suma curiosidad todo lo que hago. Me siento bendecido de ser padre de dos hermosos hijos.

Impacto

Fue de gran importancia para mí saber que siempre tuve el amor y el apoyo de mi padre, estuviera presente o no. Yo sentía el orgullo personal de ser su primogénito “júnior” y llevar el mismo nombre que mi padre. Partiendo de la autoestima, pasando por la confianza, a ser un modelo a seguir, como padres son numerosos los aspectos con los que impactamos en nuestros hijos. Estoy orgulloso de ser papá y más centrado aún en mejorar como persona. Fui bendecido de tener también un padrastro increíble, con quien todavía mantengo una relación excelente.

Estas son algunas enseñanzas que fui aprendiendo de mi papá sobre la felicidad:

1. Sé optimista

Cuando yo era más joven, mi padre casi siempre tenía una sonrisa en su rostro. Era una persona desenvuelta y tolerante consigo mismo, y eso tranquilizaba a quienes lo rodeaban. Incluso cuando recibía malas noticias, escuchaba atentamente, después sonreía y finalmente, hacía un comentario sobre el lado positivo de la cuestión. Era una persona optimista en cualquier circunstancia, en especial, en los momentos en que yo fui un desastre.

2. Conoce el mundo

Mi padre prestó servicios como infante de marina de los EE.UU., fue a la guerra y viajó muchísimo con las fuerzas armadas. Mientras crecía, escuché infinidad de historias sobre otras partes del mundo y siempre me alentó a viajar cuando tuviera la oportunidad. Hasta el momento he podido visitar alrededor de 20 países y ver cómo viven en otras partes del mundo me ayudó a ser más feliz en cómo vivo en mi casa, además de comprender el mundo mucho mejor.

3. Dedica tiempo a alentar a los niños

Las personitas admiran a todos los adultos, padres u otros, por lo que dedicarles tiempo para alentarlos realmente vale la pena. Muchos de mis primos dicen que mi padre es tu tío favorito porque él siempre tuvo tiempo para alentarlos. Los niños están llenos de vida y expectativas y ¡su felicidad es contagiosa!

Dado que perdí mucho tiempo con mi padre durante mi crecimiento, me apasiona generar conciencia sobre el impacto que tiene el padre o la figura paterna en el niño. Trabajo con Shoulder-to-Shoulder en Sacramento, California, para combatir las consecuencias de vivir en un hogar sin padre. Existen numerosas oportunidades de incidir significativamente, entre ellas, trabajar junto a Big Brothers, Big Sisters of America.

No tienes que ser perfecto

Deseo que este año todos tengan la oportunidad de honrar y dedicar tiempo a sus padres. De mi aprendizaje, perfectos o no, los padres son una inmensa influencia para sus hijos y el Día del Padre es nuestro día especial: ¡A tu salud!

¡Feliz Día del Padre

Traducción: Pat Melgar

¿Quieres más de Live Happy?
Recibe directamente en tu bandeja de entrada noticias, sugerencias y cosas que te harán sonreír.