Cómo encontrar felicidad como padres solteros

Madre y niño jugando en la hierba

Nina Anna/Shutterstock.com

Ser madre soltera tiene sus desafíos y sus alegrías

Ser madres o padres solteros puede llegar a ser una de las experiencias más alegres, y a la vez más agotadoras, que una persona pueda vivir. Llevas sobre tus espaldas los mismos desafíos que una familia formada por un padre y una madre con la diferencia que ¡haces todo solo! Sí, tienes que hacer todo el trabajo. Sin embargo, también recibes todas las recompensas.

Soy madre soltera y muchas veces me preguntan cómo puedo mantenerme tan feliz y enérgica a pesar de hacer malabarismos con dos hijos, el trabajo y todas las responsabilidades del hogar. La verdad es que siempre me sentí fortalecida por ser madre soltera. Tomé fuerzas de saber que tengo el control de la mayoría de las decisiones que tomo para mi vida y la de mis hijos. También descubrí una inmensa felicidad de poder sumergirme en actividades con mis hijos y aprendí a valorar la posibilidad de compartir esos momentos con ellos.

Un estudio publicado en la Revista de Estudios sobre la Felicidad confirma exactamente eso que he estado sintiendo, en cuanto a que los padres solteros son tan felices como sus pares casados a pesar de vivir en circunstancias más exigentes.

Muy pocos hacemos planes para criar solos a nuestros hijos. Una buena parte del desafío consiste precisamente en la adaptación de pasar de un hogar de paternidad compartida a otro en el que toda la carga de las responsabilidades pesa en nosotros solos. La manera en que la mayoría parece manejar esta situación es poniendo sus propios deseos y necesidades de lado y sumergiéndose en sus niños. Si bien parece algo bastante altruista, cuando uno se priva del cuidado y atención personal que necesita como individuo, finalmente impacta negativamente en la familia en general.

Cuídate a ti mismo

Nuestro bienestar como individuos tiene un gran impacto en nuestra capacidad de ser padres verdaderamente centrados y motivados porque cuando no nos cuidamos a nosotros mismos terminamos totalmente exhaustos y agotados.

Después de haber criado a mis hijos sola durante la mayor parte de sus años de escolaridad siento que tengo muchas razones para ser feliz. Ellos me dan mucha alegría y siento un gran orgullo y placer al ver cómo hemos podido arreglarnos y progresar como familia. Ahora bien, también hubo sin dudas dificultades y veces en las que me sentí triste, enojada e incluso, con temor. Sin embargo, durante todo el proceso recurrí a algunas herramientas e ideas que me ayudaron a mantener el ánimo y el rumbo.

1. Descansa

Para comenzar, necesitas asegurarte tu tiempo de descanso. Siempre que puedas intenta consumir comidas nutritivas y procura beber grandes cantidades de agua durante el día: recuerda que como madre soltera debes tratarte a ti misma ¡casi como una atleta de alto rendimiento!

Una vez que los niños se han ido a dormir, aprovecha para acurrucarte a leer un buen libro, disfrutar tu programa favorito de televisión o tomar un buen baño caliente, pero independientemente de lo que hagas, ¡no desperdicies ese valioso tiempo libre! De vez en cuando, pídele a una amiga o a un familiar (o a tu ex, si fuera posible) que cuide a los niños para poder pasar algún tiempo en soledad.

2. Forma relaciones

Como padre o madre soltera, muchas veces necesitas apoyarte en la generosidad y ayuda de los demás. Piensa en todas las personas con las que sabes que puedes contar y pídeles ayuda a medida que lo necesites. Una de las mejores cosas que puedes hacer como madre soltera es entablar relaciones con otros padres solteros para poder ayudarse mutuamente. Yo tenía una amiga, que también es madre soltera, con quien a veces nos turnábamos para cuidar de nuestros respectivos hijos para que la otra pudiera tomarse un descanso. También llevábamos a los niños a pasear juntos para poder cuidarlos entre las dos. Nuestros niños se divertían, nosotras nos hacíamos compañía y también sabíamos que podíamos contar una con otra.

3. Define metas y prioridades

Cuando te organizas es mucho más fácil realizar muchas tareas sin sentirte completamente abrumada. Anota tus cosas en listas, usa un calendario, elabora planes y evalúa constantemente tus metas y prioridades. Si necesitas ayuda en ese tema, consulta a personas que conozcas o busca orientación profesional.

4. Busca la ayuda de tus hijos

Haz que tus hijos cooperen con tareas apropiadas para su edad. Si pueden lavar un plato, asígnales esa tarea. Si son muy pequeños, pueden ayudar a retirar los platos de la mesa. Enséñales que son integrantes importantes y responsables de una familia. Los quehaceres diarios son una manera de que participen.

5. Encuentra positividad en tiempos difíciles

A veces la agenda es frenética, los niños chillan y te sientes sobrepasada por el trabajo o las responsabilidades. En esos momentos nuestra mente dice, “No puedo hacer esto,” “Mi vida es muy difícil.” Sé que es difícil pero intenta torcer ese interruptor emocional y piensa en algo positivo: que afortunadamente tienes buena salud, que puedes pagar tus cuentas a fin de mes o que tus vecinos de al lado son maravillosos. Cuando los niños te vuelvan loca, piensa en sus aspectos positivos: recuerda que son muy buenos en matemáticas, que te hicieron un sentido regalo de cumpleaños o que siempre te hacen reír cuando ríen.

Después de todo, ellos son la razón por la que trabajas tanto, además de nuestra fuente más grande de felicidad.


Stacy Kaiser es psicoterapeuta, autora, experta en relaciones humanas y una personalidad mediática. Es autora del libro más vendido How to Be a Grown Up: The Ten Secret Skills Everyone Needs to Know y colaboradora de contenido para Live Happy. Stacy es invitada frecuente en programas de televisión como Today, Good Morning America y The Steve Harvey Show.

Traducción: Pat Melgar

¿Quieres más de Live Happy?
Recibe directamente en tu bandeja de entrada noticias, sugerencias y cosas que te harán sonreír.