El corazón de un mentor

Ilustración de orientación
Ilustración de Lucy Davey

Victor Palomares utiliza el humor y las lecciones aprendidas con gran esfuerzo para fomentar la autonomía de las futuras generaciones.

"Gracias a ti, estoy con vida." Victor Palomares ha escuchado esta frase más de una vez. Como orador motivacional para adolescentes, coach en contra de la intimidación y el acoso escolar, y maestro de Los Ángeles, para él inspirar a la juventud se ha convertido en una misión personal. Los chicos lo llaman “Sr. P”.

Era apenas un niño que asistía al kinder cuando se enteró que su padre había fallecido por sobredosis. "Mi padre nunca tuvo un mentor y no tomaba las decisiones correctas", afirma Victor. Lo sacaron de la escuela para enterrar a su padre en México, y cuando regresó, su maestra de kinder lo reconfortó con un jugo de manzana. También le dijo algo que jamás olvidó. "No siempre será así de malo. Puedes llorar todo el tiempo que te haga falta".

Leer libros y escribir sus diarios lo salvaron. Criado por una madre soltera, luchó contra la depresión y el pesimismo durante toda su adolescencia. Pensó que tendría un futuro en el béisbol profesional y sin embargo, después de la universidad, se dedicó a la docencia. 

"Estaba perdidamente enamorado de una chica. Una vez me dijo, 'Si quieres casarte conmigo, tendrás que tener un buen trabajo'. Fue ella quien me contó que estaban contratando maestros de preescolar a unas cuadras de distancia. Mido 1.83 m de altura (6 pies) y no soy de talla pequeña. Le dije, '¿Realmente crees que voy a poder enseñar en un jardín de niños?' Y ella respondió, 'Pagan $28 la hora'. Entonces dije, '¿A dónde tengo que ir?'"

Utilizando el sentido del humor para inspirar, Victor finalmente tomó aquel trabajo a unas cuadras de distancia —al principio, como maestro auxiliar y después, algunos años más tarde, como maestro de educación preescolar. Sentado en aquellas diminutas sillas, cantó la canción de las “manzanas y bananas”, moldeó pasteles con Play-Dohy enseñó a leer a sus pequeños. Pronto pensó, «Este trabajo me llena el corazón». Hoy, Victor se hace llamar director de preescolar y dicta talleres en distintas escuelas para impulsar a los adolescentes a tomar decisiones inteligentes.

"Deja de tratar de impresionar a todos tus amigos. Ellos no están pensando en ti. Están pensando en sí mismos", transmite en una de sus charlas. "Enfócate en ser un uno por ciento mejor el día de mañana. Piensa, ¿dónde estarás dentro de 30 días?" Victor alienta a los adolescentes a tomar decisiones inteligentes cada día, como se detalla en el libro La Ligera Ventaja: cómo convertir disciplinas simples en éxitos y felicidad masivos. En su libro, Jeff Olson, autor, empresario y fundador de Live Happy (consignar información completa) le muestra al lector cómo utilizar las herramientas y actividades cotidianas para generar confianza y alcanzar el éxito. Victor sostiene que ese consejo que dice que el cambio es algo que surge desde adentro hace eco entre los adolescentes y les da sensación de control.

Cuando habla ve la imagen de su padre entre la multitud.

"Eso es lo que más me impulsa: lo hago para honrar a mi padre. Tenía una gran personalidad pero también era un hombre triste. Tenía apenas 21 años cuando murió. No tuvo oportunidad de jugar béisbol y tampoco pudo aprovechar su talento artístico", cuenta Victor.

"Yo sé que alguien está luchando contra algo sobre lo que teme platicar y despierta con una tristeza inexplicable. A esa persona quiero llegar cuando hablo en público".

Victor aprovecha su propia vida como caso de estudio y comparte historias y lecciones difíciles para que los niños puedan comenzar a creer en sí mismos y poner en palabras abiertamente sus propias tristezas o enojos. Plantea temas muy difíciles, como la depresión o el abandono, pero siempre desde el humor y con metáforas del béisbol.

"Soy parecido, miren, ¿puedo ser auténtico? ¿Batearán un Home Run (jonrón)? ¿Comenzarán el día arremetiendo o bateando cuadrangulares en la vida? ¿Cuáles son sus hábitos? ¿Y sus rituales? ¿Te has dicho al despertar que hoy puede ser un gran día y el universo está conspirando a tu favor? ¿O te has despertado como un burrito humano, todo envuelto en una manta pensando, 'Dios mío, no quiero salir de la cama, mi maestra me odia, mi mamá me fastidia todo el tiempo?'” Y así los adolescentes ven que él también alguna vez vivió situaciones parecidas.

Su mejor consejo para los niños es que "sientan lo que necesiten sentir y sanarán lo que necesiten sanar". De la misma manera en que su maestra de kinder una vez le dijo a él.

Victor se relaciona de manera franca con los adolescentes e incluso los llama “mis chamaquitos”. En un futuro espera poder llegar a un número mayor de ellos. Su misión es ser para otros esa persona que él mismo necesitó cuando era más joven.

Las enseñanzas de Victor para los adolescentes

  • Los hábitos son sinónimo de felicidad y los rituales son sinónimo de resultados.
  • Sé honesto contigo mismo. Pregúntate: “¿Hice actividad física hoy? ¿Comí hoy alimentos frescos, sin conservadores ni azúcares refinados? ¿Cuáles son mis hábitos?”
  • No permitas que tu yo interior se convierta en tu enemigo; eso se llama acoso o intimidación.
  • Rodéate de gente que persiga grandes sueños.
  • Eres suficiente.
  • Convierte tu enojo en palabras.
  • Pregúntate a quién necesitas perdonar.
  • Comparte tu historia porque puede ayudar a la gente.
  • No va a ser siempre tan malo.
  • Perfecciónate mediante la lectura constante.

Sandra Bilbray es colaboradora habitual de Live Happy, directora ejecutiva y titular de themediaconcierge.net.

De la edición de octubre de 2017 de la revista Live Happy.

Traducción: Pat Melgar

Tags: 
Mentoría
¿Quieres más de Live Happy?
Recibe directamente en tu bandeja de entrada noticias, sugerencias y cosas que te harán sonreír.