Cómo aumentar la empatía en la era digital

Pantalla de computadora con un gran corazón
Thanaprus.N/Shutterstock.com

Estas aplicaciones y sitios web permiten difundir fácilmente la positividad en línea.

En los últimos cinco años, el ciberacoso o cyber-bullyingha experimentado un drástico aumento, dejando gran preocupación entre padres, docentes y la comunidad en general. La comunicación en línea ha creado un espacio para que la gente diga abiertamente lo que piensa, permitiéndoles desahogarse de forma anónima sin temor a las consecuencias. Sin tener que ver a cambio las reacciones exaltadas de otras personas, algunos individuos se sienten envalentonados para expresar su odio, generar temor e infundir desconfianza. Hoy más que nunca, como sociedad necesitamos cultivar la empatía.

La empatía es la capacidad para comprender y participar de los sentimientos del otro. No se trata simplemente de sentirse mal por la desgracia ajena. Por el contrario, la empatía supone identificarse mentalmente con el otro para tomar parte de su dolor y buscar soluciones juntos. Desarrollar empatía nos ayuda a prejuzgar menos, a frustrarnos menos, a enojarnos menos y a sentirnos menos desilusionadas. Nos enseña a tener paciencia y nos ayuda a tener una visión más amplia del mundo. Cuando sentimos empatía, nos damos cuenta que existen elementos de conexión con el otro: que no somos tan distintos después de todo. Y por supuesto, cuando sentimos empatía por los demás, es más probable que ellos también sientan lo mismo por nosotros.

Si queremos que la empatía frene la inercia de la negatividad del mundo virtual, debemos combatir el fuego con fuego, utilizando la influencia social de Internet para aplacar esas voces dominantes que se manifiestan ruidosamente en foros de mensajes. El aprovechamiento de la influencia social significa aumentar la cantidad y la fuerza de las fuentes de una determinada idea, por ejemplo, generar empatía. Con solo mirar y calificar de manera positiva los buenos contenidos de Internet haces que sus creadores reciban un mensaje contundente mientrasaumentas la visibilidad de sus contenidos frente a otras personas. Con ese fin, aquí les comparto algunas de mis tiendas favoritas en línea para aumentar la empatía:

Para todas las edades:

  • Humans of New York: Esta aplicación presenta un catálogo de fotografías acompañadas de historias, que se esconden detrás de los habitantes de la ciudad de Nueva York con la intención de generar un mayor sentido de empatía.
  • Soul Pancake: Videos divertidos e inspiradores en los que la gente habla de las cosas que importan, como la espiritualidad, la religión, la muerte, el amor, el propósito de la existencia y la creatividad.
  • Seize Your Moments: Échale un vistazo a los 10,000 “momentos” maravillosos de desconocidos captados por la activista holandesa amante de los viajes, que utiliza el arte para inspirar un movimiento mundial de confianza, bondad y felicidad. 
  • The Good Cards: Este juego de la vida real combinado con una aplicación fue creado para inspirar a la gente a difundir la felicidad, con un gesto de bondad a la vez.

Para niños:

  • BrainPop: Explora una serie de videos, lecciones y juegos—especialmente dedicados a la enseñanza de las reglas de cortesía digital en línea.
  • Random App of Kindness (RAKi): Esta aplicación fue desarrollada para fomentar la empatía entre los adolescentes mediante juegos interactivos con respaldo científico.
  • Common Sense Media: Navega a través de los motores de búsqueda de cuidadas aplicaciones y juegos destinados a enseñar empatía, divididos en categorías según las distintas edades.

Las aplicaciones y los sitios web como estos nos recuerdan que la tecnología puede servir como un gran lente de aumento, una fuerza para el cambio positivo: pero solo si elegimos hacer que eso ocurra. La misma tecnología que se usa para acosar ahora también se puede utilizar para tender una mano o prestar atención. Con todas las distracciones, peligros y frustraciones que las tecnologías actuales le aportan a nuestras vidas, también es posible utilizarlas para nuestros fines más encumbrados. Este es el futuro de la felicidad: crearlo depende de nosotros.

Escucha nuestro podcast: The future of happiness (El futuro de la felicidad) con Amy Blankson.


Amy Blankson, también conocida como la ‘joven tecno’, está en la búsqueda de estrategias que permitan a las personas encontrar un equilibrio entre la productividad y el bienestar en la era digital. Amy y su hermano Shawn Achor son cofundadores de GoodThink, que le da vida a los principios de la psicología positiva y trabaja con numerosas organizaciones, entre las que se destacan Google, la agencia espacial norteamericana NASA y el Ejército de los EE. UU. Su nuevo libro se llama The Future of Happiness: 5 Modern Strategies for Balancing Productivity and Well-being in the Digital Era (El futuro de la felicidad: 5 estrategias para alcanzar el equilibrio entre productividad y bienestar en la era digital).

Traducción: Pat Melgar

¿Quieres más de Live Happy?
Recibe directamente en tu bandeja de entrada noticias, sugerencias y cosas que te harán sonreír.