Haz un plan de felicidad para disfrutar de tu retiro

Hombre soñando con su retiro

Ilustración © Alexander Mostov

Añade significado y propósito a la mezcla cuando tus días laborables hayan concluido.

Sally Balch Hurme, autora del nuevo libro Get the Most Out of Retirement: Checklist for Happiness, Health, Purpose and Financial Security [Sácale el máximo provecho al retiro: lista de control de felicidad, salud, propósito y seguridad financiera], publicado por la American Bar Association, asegura que las personas que se enfrentan a la palabra “R…” tienen opiniones encontradas sobre el tema: algunas ansían pasar una vida tranquila en un campo de golf o viajar por el mundo, otras se aterran con sólo pensar en no tener nada que hacer.

Recientemente retirada después de pasar 25 años ejerciendo la abogacía, Sally escribió su libro para ayudar a los demás con la planificación de vida. No sintiéndose enteramente a gusto con la palabra “retiro” y siendo la persona “menos retirada” que conoció, la autora quiso crear un manual que abarcara todos los aspectos de la vida después de haber trabajado por años.

“Mucha gente le teme al retiro porque no sabe cómo va a ser,” sostiene. “Yo la estoy pasando bomba, así que espero poder ofrecer [a los lectores] algo en qué pensar para llegar al momento del retiro sin temor y con una actitud positiva.”

Encuéntrate contigo otra vez

Nos pasamos décadas definiéndonos según nuestras profesiones. Al momento del retiro, Sally sostiene que una de las primeras medidas es volver a descubrir quién eres o qué deseas ser en las próximas décadas. Esta nueva etapa de la vida es una oportunidad para dedicar tu tiempo a lo que es realmente importante para ti.

“Para cada persona será distinto, y aunque ya no seas empleado o empleada o no tengas ese cargo o no dirijas esa empresa, seguirás siendo muchísimas otras cosas: aún serás esposo o esposa y padre o madre y abuelo o abuela. Sigo siendo abogada aunque no ejerza el derecho. Todavía tengo mis compromisos como voluntaria, todavía me encanta hacer mi huerto, todavía amo viajar.”

Prepara el cambio

Al comienzo de la nueva aventura, el plan A no siempre funciona. Y cuando eso ocurre, es necesario recurrir al plan B, o tal vez al C, además de contar con una buena dosis de resiliencia. En el caso de Sally, dos meses después de su retiro, el delicado estado de salud de su esposo los obligó a modificar sus planes de viajar al extranjero. Por eso necesitas mantener cierta flexibilidad en tus planes.

“En lugar de ir a Europa durante un mes, planeamos viajes más cortos para los fines de semana,” agrega. “Nos mudamos para estar cerca de la familia y recibir cierta asistencia con la atención de mi esposo. Las cuestiones de salud no han sido necesariamente la principal razón para pasar el plan A, pero a nuestra edad, eso es algo que necesitamos tener en mente.”

Cambia de finalidad

Encontrar nuestro propósito es algo muy bueno a cualquier edad, pero cuando tienes más tiempo para dedicar puede tener un significado especial. Sally recomienda dedicar más tiempo a las tareas voluntarias, encontrar trabajo a tiempo parcial en algo que disfrutes o continuar tus estudios. Los investigadores del Instituto Pepper de Envejecimiento y Política Social, a través de la Universidad de la Florida, descubrieron que en el envejecimiento exitoso no existe fuerza más poderosa que las experiencias educativas significativas. Y la mayoría de las universidades estatales ofrecen cursos con descuentos especiales para personas retiradas.

El espíritu emprendedor es otra popular opción de embarcarse en la profesión que siempre hayan querido. Según el libro de Sally, las personas de entre 50 y 60 años conforman un cuarto de todos los nuevos emprendimientos. Las personas retiradas con frecuencia disponen de su propio capital para trabajar y cuentan con toda una vida de contactos y experiencias.

Sigue en contacto

Los japoneses nunca se retiran de su vida activa y se encuentran entre los pueblos más longevos. Su filosofía de ikigai, o una vida digna, consiste en hacer lo que te gusta rodeado de las personas que amas para hacer del mundo un lugar mejor. Sally dice que una buena idea puede ser acercarte y participar en tu club rotario o cámara de comercio local por el bien común.

“Ampliar nuestra red social puede aportarle valor a la comunidad que nos rodea de formas múltiples y excepcionales,” asegura. “Superar ese temor o inquietud a intentar algo nuevo” puede ayudar a dar el puntapié inicial de un nuevo capítulo.

Aunque parezca desalentador al comienzo, tener uno o varios planes puede ofrecer muchas oportunidades para mantenerte ocupado, activo y en contacto con el mundo, lo cual puede sumarle valiosos años a tu vida. “Hay tanta opciones para elegir que sólo necesitas explorar un poco y no sentir timidez de investigar,” sostiene Sally. “Dispones del tiempo para planificar y ejecutar una segunda vida más que emocionante.”


Chris Libby es editor de sección para la revista Live Happy.

Traducción: Pat Melgar

¿Quieres más de Live Happy?
Recibe directamente en tu bandeja de entrada noticias, sugerencias y cosas que te harán sonreír.