Carreras de obstáculos sobre lodo y otras 6 maneras de vencer tus miedos

Mujer participando en una pista llena de lodo.

txking/Shutterstock.com

Supera los obstáculos que interfieren en tu vida.

¿Cuándo fue la última vez que sentiste un arranque de euforia por haber enfrentado y aplastado el miedo? Si no recuerdas, posiblemente sea hora de salir de tu zona de confort. Por lo general los seres humanos privilegian el bienestar y la seguridad. Pero en la vida siempre hay pros y contras. Cuando evitamos asumir riesgos o enfrentar nuestros temores, nos perdemos oportunidades de crecer emocional, física y hasta espiritualmente. No aprovechamos la emoción y la dicha que se siente al superar los propios límites.

Acude a tu valentía y afronta tus temores con estas siete estrategias.

1. Ponte a gusto con lo que te incomode

¿A quién le gusta sentirse incómodo? A nadie. Pero al final de la vida posiblemente te arrepientas de no haber cumplido tus sueños por haber tomado el camino más fácil y previsible. Luchar por lo que uno anhela invariablemente implica asumir riesgos y enfrentar miedos. La meta de la vida no debería ser sentirse cómodo todo el tiempo. Date el permiso de sentir incomodidad. Este cambio de postura te puede ayudar a afrontar temores e intentar algo nuevo, como hablar frente a un grupo, solicitar un ascenso en el trabajo, asistir a un evento social o simplemente escribir tu primer libro. Es bueno sentir incomodidad, temor e inquietud. Eso no significa que no puedes hacerlo. Por el contrario, significa que te encuentras a punto de atreverte. Recuerda el consejo de Winston Churchill: “Si estás atravesando un infierno, sigue andando.” La única manera de salir adelante es seguir avanzando y así, del otro lado, sentirás la gloria.

2. Inscríbete para enfrentarte al lodo o en cualquier carrera de obstáculos

¿Quieres enfrentar desafíos en tu vida? Primero intenta explorar algún reto atlético. Cuando asumes un reto físico, como una competencia en el lodo, comienzas a verte más fuerte. Encuentras un ejemplo tangible de tu valentía. También muchas de las carreras de obstáculos promueven un sentimiento compartido de resistencia física y mental, desafío y trabajo en equipo. ¿Otro beneficio? Superar obstáculos llenos de lodo y ensuciarte te harán recordar los años de la infancia, cuando no sentías el agobio de los temores actuales.

¿Prefieres evitar el lodo? Intenta cualquier otro reto físico, como los circuitos de tirolesas, buceo o algo que hayas querido hacer pero temías no poder. Analiza los beneficios de tu proeza física e intenta ponerlos en práctica en la vida cotidiana.

3. Lee libros que estimulen la confianza

Solemos decirnos que estaremos seguros o nos sentiremos realmente confiados cuando [rellena el espacio en blanco]. La verdad es que la confianza aparece cuando nos animamos a hacer aquello que tememos. Conocer que el temor no es tu enemigo y de qué manera puedes utilizarlo como “fuente de energía que puedes encauzar en tu beneficio,” es algo que encontrarás en el libro The Confidence Gap: A Guide to Overcoming Fear and Self-Doubt del psicoterapeuta Russ Harris. “Primero están las acciones de confianza,” escribe Russ, “los sentimientos de confianza vienen después.”

4. Sigue el consejo de Eleanor Roosevelt

Haz una cosa al día que te de miedo. Si te resistes a ‘zambullirte de cabeza’ en un gran temor, usa cada día para enfrentar un pequeño temor. Derrota lentamente tus miedos alcanzando pequeñas victorias. Haz una llamada sin previa presentación. Presenta atractivamente tu mejor idea. Di lo que piensas en una reunión. Fortalece poco a poco tu músculo para conquistar miedos.

5. Sumérgete en aquello que temes

Los psicoterapeutas durante mucho tiempo han utilizado algo que se conoce como terapia de exposición para ayudar a los pacientes a superar fobias y ansiedades. Se trata de exponer a la persona de manera continua a la situación temida en un entorno controlado para que, eventualmente, aquello que alguna vez fue monstruoso se convierta en algo insignificante.

La productora de televisión Shonda Rhimes tenía temor a hablar en público, cuestión que logró superar diciendo que “sí” cada vez que la invitaban a hacer presentaciones durante un año entero. Shonda recopila su dolorosa (y a la vez, sublime) experiencia en el libro “Year of Yes: How to Dance It Out, Stand in the Sun and Be Your Own Person. Al finalizar cada año sentía un gran fortalecimiento personal acompañado de esa satisfacción de haber hecho algo bien, que solo se consigue teniendo miedo y haciéndolo de todos modos (sea lo que sea).

6. Recibe palabras de ánimo de tus amigos

El miedo puede hacer sentir el aislamiento. No nos gusta reconocer que nos sentimos “menos que” y mucho menos, endebles. Pero cuando conversas con amigos de lo que quisieras lograr y de los temores que te impiden hacerlo, no sólo recibes apoyo y ánimo sino que probablemente te enteres que ellos también tienen temores, e incluso puede que conozcan estrategias para enfrentarlos. Cuando te expones y te vinculas con alguien de este modo, estás favoreciendo profundas relaciones y conformando las redes que te impulsarán a salir adelante.

7. Crea tu propia lista de corazones valientes

Es muy probable que ya seas muy valiente pero aún no lo hayas advertido. Crea tu propia lista de “corazones valientes” anotando todas las veces que hayas asumido un nuevo reto o te hayas sorprendido haciendo algo que jamás hubieras imaginado que podías hacer. La próxima vez que la leas, párate al mejor estilo “Wonder Woman”. Ya le has ganado al miedo antes: lo volverás a hacer.


Sandra Bilbray es colaboradora habitual de Live Happy y fundadora y directora ejecutiva de themediaconcierge.net.

Traducción: Pat Melgar

¿Quieres más de Live Happy?
Recibe directamente en tu bandeja de entrada noticias, sugerencias y cosas que te harán sonreír.