9 formas de mantenerse feliz y saludable este verano

hija en verano

gorillla images/Shutterstock.com

Este año evita las quemaduras producidas por el sol y las picaduras de insectos y disfruta en familia días plenos de diversión.

El verano es sinónimo de felicidad. ¿Cómo puedes no ser feliz disfrutando del sol, relajándote en la playa, celebrando una comida al aire libre, jugando con tus hijos o descansando junto a la piscina? Y aunque todo suene celestial, a veces pasamos el verano tratando de encontrar la manera de entretener a los niñitos de la mañana a la noche para que no nos enloquezcan.

Si de verdad quieres pasar un verano feliz y saludable, en el que puedas disfrutar todo el día al sol sin que los niños te enloquezcan, intenta estos nueve consejos. (Recomendamos leer esto en la hamaca.)

1. Planifica tiempo “para mi”

Cuando la vida se complica, (¿cuando no es así?) lo primero que dejamos a un lado es el tiempo que nos dedicamos. Túrnate con tu pareja y disfruta una cita contigo a solas. Cuida a las criaturas mientras tu esposo disfruta un poco en soledad y luego deja que él también te dé ese valioso tiempo para ti. Ve a una cafetería, lee un buen libro, medita, toma un largo paseo en bicicleta o aprovecha la matinée de la tarde—haz algo que te permita pensar, reflexionar, relajarte o simplemente, desconectarte.

2. Diviértete con la comida sana

Busca mercados de productores agrícolas y compra algunos lindos productos de estación. Enséñales a tus hijos los beneficios de la comida verdadera para la salud, experimentando con recetas de comidas sanas para preparar deliciosos y coloridos platillos y colaciones o snacks.

3. Llena tu agenda de alegría

Puedes tener mucho control e influencia sobre qué tan feliz será tu verano si planificas proactivamente los fines de semana con todas tus actividades favoritas, como organizar una parrillada al aire libre para compartir con los vecinos, planificar una salida de fin de semana o programar una aventura en contacto con la naturaleza. ¡No sólo te alegrarás con toda la preparación previa sino que también vivirás una experiencia divertida y guardarás un recuerdo maravilloso! (Un verdadero trío de felicidad.)

4. Encuentra tu ejercicio favorito

La clave de hacer ejercicio regularmente no tiene que ver con encontrar el momento oportuno—sino de encontrar un ejercicio que te guste. Porque si te gusta, lo harás. El verano es el momento del año ideal para probar actividades nuevas. ¿Practicas SUP (mantenerse parado sobre una tabla mientras remas lentamente por el agua)? ¿Golf? (Olvida las pistas de karting.) Lleva a tus hijos a una caminata en familia. Inscríbete para correr tu primera carrera 5K. Ve en busca de un ejercicio que te enamore y sólo déjate atrapar.

5. Recuerda por qué dormir es maravilloso

Haz de tu dormitorio un espacio de calma y serenidad quitando cualquier desorden que incomode tu mente. Usa tus sábanas y cubrecamas preferidos. Abre una ventana si está lo suficientemente fresco para dejar entrar una suave brisa. Disfruta de un plácido sueño, como uno de los grandes placeres de la vida.

6. Conoce qué te recarga

Cuando sientes mucho cansancio, ¿cómo te recuperas? ¿Con qué repones energías? Escribe una lista con las tres actividades principales que te sirvan para reponer tu cuerpo y tu mente y después, encuentra el tiempo para hacerlas. Amarás mucho más la vida cuando te sientas plena y con la mente despejada en lugar de estar extenuada y exhausta.

7. Busca un cambio de escenario

Ve de vacaciones, conduce hasta un pueblo vecino o simplemente prueba un restaurante nuevo. Cambiar el entorno cotidiano, a veces, puede resultar estimulante y ofrecer otra perspectiva.

8. Lleva un diario

Llevar un diario ayuda al autoconocimiento, mejora la lucidez mental y contribuye a preservar la memoria, pero elige llevar el diario que sea más apropiado para ti. Por ejemplo, podría ser un diario de una sola oración que represente tu día, o tal vez, un diario de viajes para registrar tus aventuras de verano. Podrías incluso considerar llevar un diario de gratitud, donde anotes aquello que agradeces de cada día. Si tiene más que ver con tu ritmo, usa tu diario para anotar frases sueltas o todo lo que imaginas sobre tu próxima gran idea.

9. Profundiza en la conversación

Si ofrecerás una cena, mientras preparas la mesa piensa cómo te gustaría dirigir la conversación con tus invitados. A veces, con un poco de planificación, puedes mantener conversaciones muy interesantes en lugar de charlas superficiales. Consejo extra: no comiences a levantar la mesa en cuanto los invitados hayan terminado de cenar, ya que todos entenderán que la velada terminó. Siéntate y disfruta simplemente de la conversación, ¡es bueno para tu salud y longevidad!

Que éste sea el mejor verano que hayas vivido en mucho tiempo y armonízalo con lo que más valoras. La felicidad te seguirá.

Traducción: Pat Melgar

Tags: 
vacaciones
¿Quieres más de Live Happy?
Recibe directamente en tu bandeja de entrada noticias, sugerencias y cosas que te harán sonreír.