Nuevos estudios destacan la importancia del yoga en la lucha contra la depresión

Clase de yoga.

Dragon Images/Shutterstock.com

Los investigadores sostienen que la práctica sistemática con el tiempo reduce los síntomas.

Las investigaciones comienzan a demostrar finalmente lo que muchos profesionales creían desde el principio: el yoga ayuda a aliviar los síntomas de la depresión.

En la centésima vigésima quinta Convención anual de la Asociación Estadounidense de Psicología (APA) celebrada en Washington, D.C. esta semana, se presentaron numerosos estudios que respaldan esta teoría.

Nuevos datos científicos

“El yoga ha ganado gran popularidad en occidente y todos los que lo practican saben de sus beneficios, sin embargo todavía no ha tenido mucho respaldo científico,” menciona la Lic. Lindsey Hopkins, del Centro Médico de Asuntos de Veteranos de San Francisco. En el evento, Hopkins presidió una sesión de yoga y depresión.

Uno de sus estudios presentados en esa oportunidad se centró en la aceptabilidad y en los beneficios antidepresivos del Hatha Yoga en 23 veteranos varones. Dos veces por semana los hombres tomaron clases de yoga durante ocho semanas. Los participantes que antes del estudio tenían niveles de depresión más elevados, al final presentaron una disminución significativa de los síntomas. Además, todos dijeron que recomendarían el programa a otros veteranos.

Lindsey también fue coautora de otro estudio de la Alliant University en San Francisco, en colaboración con Sarah Shallit. En este caso, mujeres de 25–45 años de edad tomaron clases de Bikram yoga dos veces por semana durante ocho semanas. Como resultado, las participantes también redujeron significativamente los síntomas de depresión en comparación con el grupo de control.

Mantener la coherencia en el tiempo

¿Qué importancia tiene el estilo de yoga elegido en la reducción de los síntomas depresivos? No mucha, según Lindsey. En cambio, lo importante es dedicarse con regularidad.

“Lo que hemos visto en todos estos estudios es que existía una relación entre la cantidad de clases y la evolución,” dice. “Cuanto más asistían a clases, más mejoraban sus síntomas.”

Lindsey destaca que esta investigación no está sugiriendo que la práctica del yoga sea una indicación inicial para tratar la depresión. Lo que sí asegura, con gran emoción, es que “definitivamente hay pruebas suficientes de que el yoga es una intervención complementaria.”

Resultados más prometedores

Otra investigación presentada en la convención también coincide. Entre los aspectos más importantes de esos estudios se destacan los siguientes:

Veintinueve adultos que practicaron Bikram yoga durante ocho semanas redujeron notablemente los síntomas de depresión, según la Dra. Maren Nyer y Maya Nauphal, investigadoras del Hospital General de Massachusetts. Los participantes practicaron al menos dos veces por semana. También se registraron avances en las medidas secundarias, como calidad de vida, optimismo y funciones cognitivas y físicas.

Nina Vollbehr, del Centro de Psiquiatría Integradora de los Países Bajos, analizó las posibilidades del yoga para abordar la depresión crónica o los casos de depresión resistentes al tratamiento. Vollbehr estudió a 12 pacientes que durante una media de 11 años habían sufrido episodios de depresión. Esos individuos participaron en nueve sesiones semanales de yoga de aproximadamente 2.5 horas cada una. Los niveles de depresión, ansiedad y estrés disminuyeron durante el programa y se mantuvieron por cuatro meses.

Nina y sus colegas también estudiaron 74 casos de depresión leve en estudiantes universitarios, a quienes se les pidió hacer yoga o practicar alguna otra técnica de relajación en su casa durante ocho días usando un video instructivo. Los resultados obtenidos después del tratamiento revelaron que tanto la práctica del yoga como las técnicas de relajación inducen por igual la reducción de los síntomas. No obstante, dos meses más tarde, el grupo de yoga mostró niveles de depresión, ansiedad y estrés considerablemente inferiores al del otro grupo.


Mary Dunklin es escritora y editora especializada en temas de familia, buen estado físico y viajes. También es instructora certificada de yoga y entrenadora personal.

Traducción: Pat Melgar

Tags: 
Yoga
¿Quieres más de Live Happy?
Recibe directamente en tu bandeja de entrada noticias, sugerencias y cosas que te harán sonreír.