La verdadera meditación transcurre en cada momento

Mujer meditando junto al lago.

Alex Valent/Shutterstock.com

El especialista en atención plena Jon Kabat-Zinn quiere que dejes de hacer y comiences a ser.

El Doctor Jon Kabat-Zinn, experto de reconocimiento internacional en materia de atención plena (mindfulness), cambió la manera en que el mundo veía el poder del entrenamiento en atención plena y la meditación. Escribió numerosos trabajos de investigación sobre programas clínicos basados en la atención plena con fines médicos y asistenciales y es director general fundador del Center for Mindfulness in Medicine, Health Care, and Society de la Facultad de Medicina, dependiente de la Universidad de Massachusetts.

Jon también es fundador del Programa de reducción de estrés basado en la atención plena, también conocido como MBSR (Mindfulness Based Stress Reduction), y especialista en reducción de estrés, relajación y aplicaciones de la meditación mindfulness a la vida cotidiana. Tuvimos oportunidad de sentarnos junto a Jon y conversar sobre cómo la atención plena o mindfulness y la meditación pueden ayudarnos a tener una aventura amorosa con nuestra propia vida.

Live Happy: En nuestros días escuchamos mucho hablar de la atención plena o “mindfulness”, ¿podría decirnos qué significa exactamente?

Jon Kabat-Zinn: Conciencia pura, aunque no suene demasiado atractivo, esa sería la manera más sencilla de explicarlo. Por supuesto, todos subestimamos constantemente el valor de la conciencia. Pero la atención plena y consciente (mindfulness) es centrar verdaderamente la atención en algo: es una inmensa capacidad a la que no le prestamos mucha atención y que tiene que ver con poder ser conscientes tanto de lo interior como de lo exterior, lo interno y lo externo, de experimentar de tal modo que podamos tener más control sobre la manera de conducirnos en el siguiente instante.

Sin ella, estamos algo así como en piloto automático y quedamos supeditados a esta condición y después, a aquella otra condición y en algún sentido no vivimos la vida tan plenamente como podríamos.

LH: ¿Qué cambia cuando comenzamos a practicar atención plena?

Jon: Cuando hacemos frente a la vida con conciencia, con una percepción consciente, es como si pasáramos de una película en blanco y negro a vivir en una película tecnicolor con sonido panorámico. Se enciende todo un potencial que nos permite vivir como si la vida fuera real y verdaderamente muy importante. Y yo, para empezar, diría que la vida es verdaderamente muy importante.

LH: Sabemos que la atención plena y la meditación pueden cambiar nuestra perspectiva pero ¿cómo hacen para modificar la estructura de nuestro cerebro?

Jon: Bueno, nadie sabe exactamente cómo funciona pero sí aprendimos que el cerebro no es un órgano estático. Es el órgano de la experiencia humana y como tal, cambia constantemente en función de esas experiencias. Modifica constantemente la manera en que las neuronas de una parte conversan con las neuronas de otra parte y, desde luego, el cerebro es el encargado de regular y en ciertos casos de controlar cómo mueves tu cuerpo, cómo sientes, cómo hablas, cómo comprendes lo que te está ocurriendo, la memoria y el aprendizaje; todas esas cosas dependen de nuestro cerebro.

Cuando afrontamos la vida con conciencia, nuestra vida pasa de vivir en blanco y negro a vivir en pleno tecnicolor con sonido panorámico.

Cuando comienzas a prestar atención [a tu cuerpo] como cuando desarrollas la atención plena a través de estas prácticas de meditación formal e informal, tu cerebro lo está escuchando de muy diversas maneras.

Podría encontrarse regulando funciones de tu cuerpo, por ejemplo, haciendo que tu presión sanguínea descienda y afectando tal vez, el movimiento de los alimentos por el tracto digestivo; hay muchos factores que afectan el sistema inmunológico, algunos son regulados a través del cerebro, otros no, y también podemos ver cambios estructurales en áreas del cerebro relacionadas con el aprendizaje, por ejemplo, el hipocampo. Se producen cambios en la corteza prefrontal, relacionada con la función ejecutiva, o cómo controlamos y nos movemos en circunstancias muy complejas de nuestras vidas, tomando decisiones importantes, aprendiendo sobre la marcha, resolviendo problemas y controlando los impulsos.

LH: Mucha gente quiere saber qué debe “hacer” para conseguir ese tipo de cambios.

Jon: No se trata de “hacer” sino de “ser.” Es un pasaje, un avance que transcurre desde el pensamiento pasando por las emociones y la obtención de resultados hasta la pausa que hacemos para dejarnos caer y simplemente “ser.” Y esto no significa que no terminarás de hacer las cosas, sino que todo aquello que termines quedará mejor terminado y será hecho de un modo menos estresante porque el “hacer” surgirá de este profundo reservorio del “ser”, que es nuestro verdadero derecho biológico inalienable.

LH: Una de las razones por las cuales mucha gente dice que no medita es por falta de tiempo. ¿Cuál sería el “requerimiento mínimo diario” que deberíamos dedicar a la atención consciente o a la meditación?

Jon: En cierto sentido, no tenemos tiempo de no tener atención plena porque es algo demasiado importante. Por otra parte, es algo que está completamente fuera de los límites del tiempo. El momento presente tiene propiedades sumamente intensas. El pasado ya pasó, el futuro aún no llegó, por lo que solo tenemos este preciso momento. Si puedes aprender cómo vivir en este momento presente, entonces la atención plena no exigirá de ningún tiempo. Transcurres por la vida, te deslizas por tu respiración y todo lo que surja lo manejarás según tus necesidades.

Entonces, cuando te encuentres haciéndolo de esa manera, lejos de ser un obstáculo se puede llegar a convertir en una especie de aventura amorosa con tu propia vida, mientras continúas viviéndola.

LH: Suena increíble. ¿Cómo despierta un romance con su propia vida?

Jon: No reconocer la belleza y la plenitud que tienes en este momento muchas veces genera tristes consecuencias, independientemente de lo que creas que te esté pasando. Y cuando comienzas a expandir efectivamente tu atención hacia ti con delicadeza, eso se convierte en una especie de disciplina y de ese modo, surge el romance.

Cuando aprendes a ser consciente de tu propio cuerpo puedes aprender a sentir las diversas sensaciones corporales, una de ellas es advertir que el aire de tu respiración está entrando y saliendo de tu cuerpo independientemente de lo que te encuentres haciendo. Y así puedes [aprender a] subirte a las suaves olas de tu propia respiración, teniendo presente que la conciencia es lo más importante, más que la respiración en sí.

Esta especie de entrega o rendición te ayudará a cumplir con tus ocupaciones diarias de una manera mucho más ingeniosa y elegante, y con mucho menos estrés, que normalmente está asociado a ellas.

LH: ¿Qué es lo más importante que debemos aprender de la meditación y la atención plena?

Jon: La auténtica práctica de meditación es cada instante. Es la manera como vivimos nuestras vidas y que tan despiertos y conscientes podemos ser y que tan centrados estamos en la consciencia o percepción consciente. Así podemos entender cómo influye eso en la manera que vivimos nuestras vidas.

Yo diría que lo más importante es dejar que la vida se convierta en tu maestra de atención plena.


Paula Felps es Editora Científica para Live Happy.

Traducción: Pat Melgar

¿Quieres más de Live Happy?
Recibe directamente en tu bandeja de entrada noticias, sugerencias y cosas que te harán sonreír.