La verdad sobre los tres mitos de la felicidad

amigos felices

Rawpixel.com/Shutterstock.com

Supuestos de larga data sobre la felicidad pueden ser más fantasía que realidad.

  • Mito: alcanzar metas lleva casi inevitablemente a la felicidad.
  • Verdad: la felicidad no debería depender del logro sino fomentarlo.

“Si la felicidad y la positividad surgen en primer lugar, las posibilidades de lograr los objetivos deseados aumentan considerablemente,” sostiene el Dr. Tim Sharp del Instituto de Ciencias de la Felicidad de Australia. Esto nos permite disfrutar de las “maravillas de las emociones positivas antes, durante y después del éxito y no sólo después.”

  • Mito: los sueños realizados son sinónimo de felicidad.
  • Verdad: los sueños nos motivan a continuar buscando la felicidad.

“Es posible aprovechar esa experiencia [de perseguir tu sueño] como pilar fundamental de un nuevo futuro,” afirma la lic. Laura King, profesora de psicología científica de la Universidad de Missouri, Columbia y editora de la Revista de Psicología Social y Personalidad [Journal of Personality and Social Psychology].

“Reconoces que posiblemente ese sueño no se concrete, sin embargo, comienzas a pensar en ‘cuáles fueron los conocimientos adquiridos (de esa experiencia) que puedes utilizar de una manera diferente’ El gran desafío es trasladar esa alegría a otro contexto… Cuando inviertes en un nuevo futuro con ese mismo optimismo, todo lo que ocurra en esa nueva vida será mucho más enriquecedor.

Eso permite ver tu experiencia actual desde un contexto diferente. Y la vida que habías pensado como segunda opción muchas veces resulta ser asombrosa.”

  • Mito: seré feliz si me caso con la persona indicada.
  • Verdad: la verdadera felicidad no depende de la sociedad; la verdadera felicidad es algo personal.

“Casarse con la persona indicada no es la respuesta a la verdadera felicidad,” afirma Stacy Kaiser, columnista de la revista Live Happy, autora de best-sellers, psicoterapeuta y experta en relaciones.

“En cambio, sí es cierto el cliché de que la felicidad es algo que viene de adentro: de sentir el respaldo y la satisfacción emocional, psicológica y espiritual que nos da la vida. De sentirse realizado, productivo, cuidado, seguro y protegido, sin importar si uno es soltero o casado.”

Este artículo es un extracto del artículo de fondo "La ruptura de los mitos de la felicidad" publicado en la edición de octubre de 2014 de la revista Live Happy.

Traducción: Pat Melgar

¿Quieres más de Live Happy?
Recibe directamente en tu bandeja de entrada noticias, sugerencias y cosas que te harán sonreír.