Descubre tu talento natural

Mujer mirando a la distancia

Deja que tu inconsciente despierte tu inspiración.

En mayo de 2012, la familia real de Abu Dhabi invitó a Shawn a dar una plática. La oportunidad de poder pasear en camello y recibir unos buenos golpes andando en vehículos todo terreno entre las dunas lo entusiasmaba enormemente, tanto que al momento de dar su presentación sobre cómo cambiar la realidad de las mujeres en el Oriente Medio, Shawn no estaba pensando con mucha claridad.

Como es costumbre, comenzó su plática separando a las personas en parejas y pidiendo a una de las personas de cada pareja que intentara controlar su rostro como para no mostrar emociones durante siete segundos. A continuación, le pidió a la otra persona de la pareja que sonriera de forma auténtica y expresiva mirando directamente a los ojos de su interlocutor(a). (Créanme que hacer eso es más complicado de lo que parece). Recién cuando llegó casi al final de la explicación, Shawn advirtió su error: en ese lugar, la mitad de las personas llevaban la cara cubierta con un velo.

Sonreír a través del velo

Si Shawn lo hubiera pensado antes, no hubiese intentado el experimento. Sin embargo, y aunque parezca increíble, la prueba funcionó igual. Las mujeres en la sala manifestaron que veían las sonrisas en los ojos de sus interlocutores. Aún detrás de un velo, esas sonrisas ocultas eran contagiosas.

La observación que queremos hacer es que, sea cual sea la barrera aparentemente insuperable que se nos interponga en la vida, todos podemos crear una realidad positiva. De hecho, muchas veces de allí surgen las mejores oportunidades.

Aprovechar el inconsciente

Según Scott Kaufman, psicólogo de la Universidad de Yale, el inconsciente se ocupa de los problemas utilizando procesos mentales diferentes a los del consciente. Y según explica Adam Galinsky de la Escuela de Negocios de Columbia: “El pensamiento consciente nos permite tomar mejores decisiones lineales o analíticas, pero el pensamiento inconsciente es más efectivo para resolver problemas complejos. Mediante la activación del inconsciente es posible despertar instantes de inspiración que disparan el llamado “momento eureka”, efecto que, a la larga, termina en importantes descubrimientos”.

Pero la clave para destrabar o liberar esos procesos inconscientes está en tomarse el tiempo para no pensar en el desafío o en la dificultad. Es decir, para usar todo el potencial de nuestro cerebro y alcanzar esos momentos en que de repente “nos iluminamos”, de vez en cuando necesitamos apagar una parte de nuestra mente y alejarnos de la rutina.

Esto es así porque una vez que construyes y aceptas una realidad positiva, ésta termina por arraigarse profundamente en tus procesos mentales inconscientes. De esa manera, la capacidad de la inteligencia positiva puede convertirse en algo natural, que te permite aprovechar toda tu inteligencia aún sin intentarlo o proponértelo de forma deliberada.

Usa el inconsciente para pensar de manera diferente

¿Qué problemas o dificultades de tu vida estás tratando de resolver? ¿Cómo lo conseguirás?

En lugar de golpear tu cabeza contra la pared o pasar 80 horas por semana pensando en esos problemas: detente. Descansa una o dos semanas y ocúpate de otros aspectos de tu vida. Toca un instrumento musical, lee un libro de ficción, mira fotos viejas de las vacaciones… sea lo que fuere, haz algo que ocupe tu mente y te evite pensar de manera consciente en tus problemas. Ocupa unos minutos de tus quehaceres cotidianos y deja que el inconsciente acapare tu vida.

Puedes incluso pensar en tomarte unas minivacaciones todas las semanas. No es necesario que sea mucho tiempo: de 15 a 30 minutos son suficientes para hacer algo fuera de lo común, que te permita reorientar tu consciencia y dejar que tu inconsciente libere su caudal creativo. Diviértete: siéntate en una cafetería y escribe un diario (o lo que desees), ve a un museo de arte, toma una clase de yoga, ve a pescar. No estamos diciendo que te apartes de tus problemas ni te hagas que la Virgen te habla: al contrario, deja que la parte creativa de tu mente comience a construir realidades positivas mucho más relevantes.

Busca nuevas soluciones a viejos problemas

Cuanto más compleja sea tu dificultad, tanto mayor deberá ser la realidad positiva necesaria que trascienda la conciencia. El éxito a gran escala precisa de una realidad en la que, aún cuando nuestra conciencia no vea la solución, nuestra inconsciencia sepa que existe una solución.

Muchas personas inteligentes jamás encuentran esa clase de inspiración que lleva a descubrimientos o logros transformadores, por no dejar que el inconsciente actúe. Tal vez sea hora de hacer una pausa en tu rutina y dejar que tu inconsciente actúe: quién sabe, la respuesta que tanto has buscado podría aparecer.

De la edición de octubre 2014 de la revista Live Happy.

_____________________________________________________________
Shawn Achor, autor de The Happiness Advantage y Before Happiness recientemente publicado, es uno de los expertos en potencial humano más destacados del mundo. Shawn ha sido distinguido con más de una docena de premios a la docencia en la Universidad de Harvard, donde ha dado conferencias sobre psicología positiva. 

Michelle Gielan es experta en la ciencia de la comunicación positiva y en cómo utilizarla para alimentar el éxito. Trabaja con empresas Fortune 500 y escuelas para impulsar el compromiso y la productividad de los empleados y la felicidad en el trabajo. Anteriormente fue presentadora de dos noticieros nacionales en CBS News.

Juntos, Shawn y Michelle crearon GoodThink, empresa de asesoría en psicología positiva.

Traducción: Pat Melgar

¿Quieres más de Live Happy?
Recibe directamente en tu bandeja de entrada noticias, sugerencias y cosas que te harán sonreír.