Aprecia la belleza que te rodea

Mujer en un campo de flores silvestres

Maryna Kravchuk/Shutterstock.com

¿Tienes las fortalezas de carácter del buen entendedor?

Como parte de nuestra serie especial sobre las fortalezas del carácter, en forma bimestral iremos destacando las 24 fortalezas (sobre la esencia misma de tus mejores cualidades) descritas por el VIA Institute on Character y analizaremos la forma de aplicarlas mejor en tu vida cotidiana. Para responder la encuesta gratuita y descubrir tus principales fortalezas, haz clic aquí.


Si te maravillas con facilidad ante el azul del cielo o las curvas arquitectónicas de la ciudad, si puedes advertir la destreza y la maestría de los atletas en un evento deportivo y no sólo los números que aparecen en el tanteador, el gusto por la belleza y la excelencia posiblemente sea una de tus fortalezas del carácter más prominentes.

Las personas en las que se resalta mucho esta cualidad son las que se dan cuenta que cada momento es irrepetible e intentan disfrutar plenamente cada instante. También son más susceptibles a las emociones positivas de asombro, sorpresa, admiración y enaltecimiento. Cuando te encuentras en medio de la naturaleza o cuando contemplas una obra de arte posiblemente sientes asombro y sorpresa. De la misma forma que tal vez sientas admiración cuando un atleta olímpico bate récords y expectativas con total elegancia y precisión.

La menos conocida, el enaltecimiento, es esa intensa emoción que sentimos al presenciar un acto de generosidad o de valentía, que nos embarga el corazón, como un cosquilleo positivo en los brazos y que provoca devolver el favor.
 
Las investigaciones muestran que es posible fortalecer el gusto o aprecio por la belleza y la excelencia, y al hacerlo, mejora el bienestar. Intenta alguna de estas estrategias:

1. Maravíllate

Busca la belleza en las pequeñas cosas. Cualquiera puede maravillarse ante un espectacular atardecer o un paisaje montañoso de ensueño, el desafío es poder apreciar la belleza en las pequeñas cosas: la hoja que se balancea lentamente de un lado al otro mientras cae del árbol; la luz que brilla en los ojos de alguien cuando comienza a reír; dos personas que conversan totalmente conectadas entre sí en una parada de autobús mientras tú pasas manejando. A medida que comenzamos a apreciar estas pequeñas cosas, nos damos cuenta que la vida es una colección de breves instantes. Podemos verlos y percibirlos, o podemos perdérnoslos.

2. Asómbrate, admira

Elige estar en lugares donde tengas más posibilidades de sentir asombro y admiración. Por ejemplo, disfruta estar periódicamente en contacto con la naturaleza, en museos de arte, en eventos deportivos o haciendo actividades voluntarias. Cuando te encuentres en esos lugares, permítete apreciar plenamente la experiencia.

3. Enaltécete

Vuelve a mirar una película o un programa de televisión que te resulte particularmente inspirador por la bondad de alguno de sus personajes. Permítete sentir la emoción del enaltecimiento mientras observas a la gente realizar acciones positivas por los demás, basadas en fortalezas. Después, intenta transmitir tu propia bondad y compasión.


El doctor en psicología (Psy.D.) RYAN M. NIEMIEC es licenciado en psicología, instructor acreditado, autor y director de educación en el VIA Institute on Character en Cincinnati, Ohio. Su último libro, Character Strengths Interventions: A Field-Guide for Practitioners, ha sido publicado a principios de este año. Más información en viacharacter.org.

Traducción: Pat Melgar

¿Quieres más de Live Happy?
Recibe directamente en tu bandeja de entrada noticias, sugerencias y cosas que te harán sonreír.