¿Qué tan entusiasta eres?

Mujer con rosquillas

Look Studio/Shutterstock.com

Las personas con gran entusiasmo tienen plena presencia y participación en la vida.

Como parte de nuestra serie especial sobre las fortalezas del carácter, publicaremos artículos que destaquen las 24 fortalezas (la esencia misma de tus mejores cualidades) descritas por el VIA Institute on Character y analizaremos la mejor forma de aplicarlas en tu vida cotidiana. Para responder la encuesta gratuita y descubrir tus principales fortalezas, haz clic aquí.


Al pensar en el entusiasmo, posiblemente imagines a ese compañero de trabajo que siempre está dispuesto y lúcido, aún a primera hora de la mañana. O tal vez recuerdes al conejito de Energizer tocando animadamente su tambor, o a una persona cantando y bailando bajo la lluvia. Estas imágenes son un tanto extremas para la fortaleza de carácter relacionada con el entusiasmo, y eso tal vez explique porqué la mayoría de las personas no se siente especialmente identificada con él.

Sin embargo, el entusiasmo es algo importante para todos. Significa activarte, para vivir intensamente. Junto con la esperanza, el entusiasmo es una de las dos fortalezas de carácter que más se relaciona con la felicidad. El entusiasmo aporta muchos beneficios, entre otros, le da mayor sentido a la vida, nos da un mejor estado físico y un nivel mucho más alto de compromiso. A pesar de que no todos podamos ser conejillos Energizer, cada uno de nosotros naturalmente puede generar la energía que nos mantiene vivos.

Piensa: ¿Qué situaciones te despiertan entusiasmo? Puede ser cada vez que te encuentras cerca de tus hijos o nietos. O tal vez cuando debes dedicar tiempo para trabajar en un proyecto que te encanta. O cuando pones en práctica tu pasatiempo favorito. Todos tenemos esos momentos en los que una mayor cantidad de energía fluye a través nuestro. Y si eres plenamente consciente de ellos, podrás generar más momentos como esos.

¿Qué dicen las investigaciones sobre cómo generar entusiasmo? Estas son tres estrategias prácticas:

1. Habla de las cosas buenas:

Cuando te pasa algo bueno, no lo compartas solamente en las redes sociales: platícalo (frente a frente) con alguien. Las investigaciones muestran que el intercambio frecuente de acontecimientos positivos estimula la energía y el entusiasmo.

2. Busca estar en contacto con la naturaleza durante el día:

Siempre que sea posible, toma tus descansos del trabajo en lugares al aire libre. Las investigaciones muestran que salir de un lugar cerrado, en especial a un espacio natural, aumenta el entusiasmo. Y si no estás trabajando, asegúrate de organizar tu agenda para pasar momentos del día al aire libre.

3. Enciende tu comportamiento

Piensa en el ejercicio o actividad que te resulte más placentera. Piensa en toda la variedad de movimientos que puedes hacer: yoga, tai chi, caminata, baile, natación, bicicleta y deportes. Organízate como para poder practicar esta actividad específica algunas veces por semana.


El doctor en psicología (Psy.D.) RYAN M. NIEMIEC es licenciado en psicología, instructor acreditado, autor y director de educación en el VIA Institute on Character en Cincinnati, Ohio. Su último libro, Character Strengths Interventions: A Field-Guide for Practitioners, ha sido publicado a principios de este año. Más información en viacharacter.org.

Traducción: Pat Melgar

¿Quieres más de Live Happy?
Recibe directamente en tu bandeja de entrada noticias, sugerencias y cosas que te harán sonreír.