¿Podemos aspirar a ser plenamente felices?

¿Podemos aspirar a ser plenamente felices?
Alexander Pekour/Shutterstock.com

A la hora de la verdad, ¿qué tan feliz eres?

Si tuvieras que asignarte un puntaje de 0 a 10, ¿qué tan feliz fuiste ayer? Y ¿qué tan feliz eres hoy con tu vida?
 
En la última década, nuestros niveles de felicidad han comenzado a ser medidos reiteradamente en investigaciones, lugares de trabajo y gobiernos. ¿Por qué? Como hemos documentado en Live Happy durante los últimos dos años y medio, un creciente cúmulo de investigaciones sugiere que la gente feliz es más exitosa con su matrimonio, amistades, capacidad de generar dinero, desempeño laboral y salud física. Entonces, seguramente cuanto más alto sea nuestro puntaje de felicidad, más éxito tendremos. ¿Es así?
 
Tal vez.

Una mirada de la felicidad con otros matices

“En una cultura orientada a los logros como la nuestra, muchas veces esperamos que los puntajes suban,” explica la Dra. Peggy Kern de la Universidad de Melbourne y una de las investigadoras más destacadas del mundo en materia de bienestar y sus efectos. “Pero yo considero que tener 10 puntos en felicidad o bienestar sería anormal. Tener un alto grado de felicidad y mantenerlo en el tiempo es algo bueno, pero es importante advertir que también es posible tener demasiado de algo bueno. Y según lo que esté pasando en tu vida, ser feliz no siempre es apropiado”
De acuerdo a las investigaciones, muchos podemos creer que disminuir nuestro nivel de estrés es esencial para mejorar nuestra felicidad, sin embargo, el Informe Mundial de la Felicidad elaborado por Gallup indica que los países con altos niveles de estrés también tienen puntajes altos en felicidad y bienestar. A pesar de lo que muchos crean, el estrés no es necesariamente algo malo. Las vidas felices no viven libres de estrés y tampoco la felicidad garantiza una vida sin sobresaltos.

El tipo apropiado de estrés

La psicóloga Kelly McGonigal, especialista en temas de salud, explica en su libro más vendido The Upside of Stress (El lado bueno del estrés): “La Encuesta de Gallup reveló que criar un niño menor de 18 años aumenta significativamente la posibilidad de que sientas mucho estrés todos los días y también, que sonrías y rías a carcajadas diariamente. Los emprendedores que dicen que sintieron un gran estrés ayer, también tienen mayores probabilidades de decir que aprendieron algo interesante ese mismo día.
 
En lugar de indicar que algo anda mal en tu vida, la sensación de estrés puede ser un barómetro del grado de compromiso que cada uno tiene con sus actividades y relaciones personalmente significativas.”
Según escriben los psicólogos Richard Ryan, Veronika Huta y Edward Deci en un capítulo de The Exploration of Happiness (La exploración de la felicidad), “Cuanto más directamente pretenda alguien potenciar el placer y evitar el dolor, mayor es la probabilidad que tiene de producir en cambio una vida privada de profundidad, significado y comunidad.”

Las diferentes facetas de la felicidad

“La felicidad se compone de varios elementos: las emociones positivas, los compromisos de vida, las relaciones, la sensación de logro y significado y la buena salud física,” explica Peggy. “Al medir periódicamente nuestro desempeño en distintas áreas podemos comenzar a comprender cuál es el significado de la felicidad para nosotros y cuáles son las consecuencias de las acciones que decidimos tomar y nuestras experiencias de vida.”
 
“De nuevo, la meta no es obtener un puntaje perfecto en cada dominio,” dice. “Por el contrario, se trata de darse cuenta cuando estás viviendo de una manera más adaptada a ti, según tus propios valores, las situaciones en las que te encuentras, los recursos que tienes a disposición y los resultados que quieras alcanzar. Entonces actúas para mantener eso de manera sostenida o haces los ajustes necesarios.”
 
¿Cómo puedes ampliar tus parámetros de felicidad? Estos son seis pasos basados en datos concretos:

Controla tu bienestar

Responde la encuesta gratuita PERMAH, Bienestar en el entorno laboral creada por Peggy para averiguar cómo te encuentras, definir pequeñas metas para mejorar y acceder a una base de datos de más de 200 prácticas diferentes basadas en datos concretos para mejorar tu felicidad en el trabajo.

Equilibra tus emociones

Los investigadores han encontrado que las emociones, positivas o negativas, tienen su lugar cuando se trata de prosperar. Las emociones positivas pueden estimular nuestra energía, autoestima y creatividad, mientras que las emociones negativas pueden desencadenar la conciencia de que algo importante para nosotros no anda bien. Las emociones pueden ser un catalizador del cambio. La felicidad es tener la flexibilidad psicológica para entender cuando las emociones positivas más sinceras nos resultan más útiles y cuando necesitamos practicar sentirnos cómodamente incómodos con el estrés y la ansiedad. Puedes hacer un seguimiento de tus emociones y analizar las consecuencias a través del test gratuito de dos minutos de duración, que se encuentra publicado en www.positivityratio.com.

Desarrolla tus fortalezas

Las investigaciones indican que usar nuestras fortalezas, es decir, aquellas cosas que sabemos y disfrutamos hacer, nos puede ayudar a sentirnos más confiados, comprometidos y motivados con nuestro trabajo. También advierten que centrarnos solamente en nuestras fortalezas nos puede dar una falsa sensación de suficiencia, al utilizar los puntos fuertes en exceso e ignorar el poder de nuestros puntos débiles. La felicidad requiere de la capacidad de encontrar la firmeza apropiada en la justa medida para lograr el resultado correcto y la capacidad de desafiar frontalmente nuestros puntos débiles cuando son importantes. Para comenzar a descubrir tus fortalezas puedes completar la encuesta gratuita de 10 minutos de duración que se encuentra en www.viacharacter.org.

Crea vínculos auténticos

Una considerable cantidad de datos científicos concretos sugiere que el otro importa. Ser agradecidos no sólo mejora nuestras relaciones, sino que además se ha descubierto que disminuye el estrés y las emociones negativas y aumenta nuestros niveles de energía y resiliencia. Antes de salir del trabajo todos los días, dedica un momento para agradecer genuinamente a una persona por cómo hizo que tu día fuera un poco mejor. Sé específica al decir qué cosas apreciaste y dar tus razones.

Encuentra el saludable sentido del propósito

El Lic. Adam Grant, experto en altruismo y profesor en Wharton Business School of Business, observa que el único indicador más fuerte de tener un sentido de propósito es creer que lo que hacemos tiene un impacto positivo en los demás. Piensa en cómo lo que haces diariamente puede ayudar a los demás, aún cuando solo sea la persona que se sienta a tu lado. Luego tómate el tiempo para disfrutar cada semana los cambios que logras. Ten en cuenta también que cuando nuestra pasión se convierte en obsesión (y te escuchas decir “Tengo que” en lugar de “Quiero”) tu felicidad a largo plazo se puede debilitar. Entonces intenta buscar el equilibrio, y no la obsesión.

Nutre la esperanza

Mientras el 89% de nosotros cree que mañana será mejor que hoy, solo el 50% de nosotros cree que podemos hacerlo así. Las investigaciones sugieren que esa creencia es la diferencia que existe entre el deseo y la esperanza. Cuando tenemos esperanza definimos claramente las metas “quiero (hacer)”, los caminos para llegar a ellas y las maneras de mantener nuestra determinación. En consecuencia, la esperanza puede agregar al día casi una hora en términos de productividad y ayudar a mejorar nuestra salud y bienestar. Puedes explorar el curso de tu esperanza en el trabajo si sigues estos simples pasos.
 
Entonces este año en el Día internacional de la felicidad, ¿qué pasos puedes dar para mejorar tu felicidad?
 

Michelle McQuaid es autora con gran éxito de ventas y asesora, con una maestría en Psicología positiva aplicada por la Universidad de Pensilvania. Su trabajo ha sido presentado en Forbes, The Harvard Business Review, The Huffington Post, The Wall Street Journal, entre muchos otros.

 

¿Quieres más de Live Happy?
Recibe directamente en tu bandeja de entrada noticias, sugerencias y cosas que te harán sonreír.